Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

El parto operatorio se refiere a un procedimiento obstétrico en el que se toman medidas activas para lograr el parto; este tipo de procedimientos se pueden dividir en parto vaginal instrumental y cesárea. En los últimos años hubo una reducción uniforme en el parto instrumental con un aumento en la tasa de cesáreas. Además, el parto vaginal asistido por ventosa se ha vuelto más común que el uso de fórceps. Los datos más recientes sobre los nacimientos en EU durante 2005 indican que la proporción entre los procedimientos con ventosa y con fórceps es cercana a 4:1. El éxito y seguridad de estos métodos se basan en las habilidades del médico, en su uso en el momento apropiado y en cumplir con las indicaciones adecuadas al mismo tiempo que se evitan las contraindicaciones. Este capítulo explica cómo se ejecuta cada uno de los procedimientos, sus indicaciones y contraindicaciones, las complicaciones potenciales y la manera de evitarlas.

++

Cirugía con fórceps

++

Los fórceps obstétricos son instrumentos diseñados para ayudar en la extracción de la cabeza del bebé. La invención de los fórceps modernos se adjudica a Peter Chamberlin en el siglo xvii. Se les utiliza ya sea para agilizar el parto o para asistir con ciertas anormalidades en la relación cefalopélvica que interfieren con el paso de la cabeza durante el trabajo de parto. Las funciones principales de los fórceps son ayudar con la tracción de la cabeza fetal, asistir con la rotación de la cabeza del feto para colocarla en la posición deseada, o ambas.

++

Aunque alguna vez los partos vaginales con fórceps fueron muy populares, los datos más recientes demuestran que sólo una cuarta parte de todos los partos vaginales instrumentales se realizan con este instrumento. Apenas hace 10 años ocurría lo contrario. Muchos investigadores están preocupados de que el uso de los fórceps se convierta en un arte del pasado. Las razones que a menudo se citan como contribuyentes para la disminución en el uso de fórceps son: 1) implicaciones médico-legales y temor a demandas, 2) dependencia de las intervenciones por cesárea como remedio para los partos difíciles y en la sospecha de peligro para el feto, 3) percepción de que las ventosas son más fáciles de utilizar y menos riesgosas para el feto y la madre, y 4) reducción en el número de programas de residencia que proporcionan capacitación activa en el uso de fórceps. Estos factores han conducido a un ciclo en el que la menor capacitación ha conducido a descenso en las destrezas técnicas, mayor temor a los litigios y disminución adicional resultante en el uso de fórceps.

++

FÓRCEPS OBSTÉTRICO

++

El fórceps obstétrico (figura 20-1) consta de dos partes ajustables que se articulan o se “traban”. Cada parte se compone de hoja, vástago, articulación y mango. Cada hoja está diseñada para que posea dos curvas: la curva cefálica, que permite ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.