Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

FUNDAMENTOS PARA EL DIAGNÓSTICO

  • Una masa anexial benigna se refiere no sólo a las anormalidades ováricas, sino también a las masas que se originan en las trompas de Falopio (embarazo ectópico, piosalpinge), en los ovarios (quiste ovárico, abscesos tuboováricos, torsión anexial), en los ligamentos uterinos, las masas uterinas laterales (miomas) y el tracto gastrointestinal (diverticulitis, apendicitis) e, incluso, el sistema urinario (riñón ectópico pélvico).

  • Las masas anexiales benignas que se originan a partir del sistema genital son comunes en mujeres en el grupo de edad reproductiva y son el resultado de quistes fisiológicos o neoplasias benignas.

  • La mayoría de las masas anexiales se descubre de manera incidental y el manejo de las mismas se determina por su presentación.

  • La valoración de estas masas debe evaluarse según el algoritmo que se muestra en la figura 41-1 y debe incluir una detallada historia clínica, exploración física, pruebas de laboratorio y modalidades imagenológicas.

++
Figura 41-1.

Triaje para la valoración de una masa anexial.

Graphic Jump Location
++

Datos clínicos

++

Los antecedentes de la paciente deben incluir su edad y antecedentes familiares, especialmente relacionados con la presencia de cánceres ováricos familiares. Debe llevarse a cabo una exploración física completa, incluyendo un estudio completo de los ganglios linfáticos y una exploración mamaria, abdominal y pélvica. En muchos casos, los estudios radiológicos, incluyendo una ecografía de pelvis y, en ocasiones, una tomografía computarizada (CT) serán de máxima importancia para la valoración de la paciente con una masa anexial (figura 41-1). Una manera de abordar la masa anexial es pensar en ella en relación con la edad de la paciente. En el caso de las mujeres jóvenes, la mayoría de los quistes ováricos son benignos; los quistes foliculares hemorrágicos del cuerpo lúteo y los quistes dermoides son comunes en este grupo etario; sin embargo, deben considerarse las anormalidades tubáricas, incluyendo embarazos ectópicos y secuelas de infección tubárica (cuadro 41-1). Por otra parte, la mayoría de los cánceres ováricos y tubáricos sucede en el periodo posmenopáusico.

++
Table Graphic Jump Location
Cuadro 41-1.

Diagnóstico diferencial de masas anexiales.

++

Diagnóstico diferencial

++

El reto clínico en la valoración de una masa anexial es distinguir entre una masa benigna y una maligna (cuadro 41-1), o entre datos que indiquen la necesidad de intervención o ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.