Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

La pronta identificación y tratamiento de urgencias oftalmológicas es fundamental para evitar trastornos visuales. Aunque a veces el diagnóstico preciso requiere la participación de un especialista experimentado en oftalmología, la aplicación de lineamientos sencillos permitirá a estos profesionales y a los no oftalmólogos identificar a los pacientes que requieren valoración urgente o inmediata. Algunos parámetros de particular importancia son: intensidad y duración del dolor, rapidez de inicio del trastorno, gravedad de la pérdida visual (valorada sobre todo por la agudeza visual, que debe medirse en cada ojo en todo paciente que sufra cualquier urgencia oftalmológica), aspecto general del globo ocular y anormalidades oftalmoscópicas.

++

Excepto los traumatismos oculares y orbitarios, que serán estudiados en el capítulo 19, aquí se revisarán las urgencias oftalmológicas más frecuentes, en su mayor parte agrupadas según el síntoma predominante. En cada grupo, la sección sobre clasificación y selección (triaje) destaca los signos y síntomas de importancia decisiva en la valoración inicial realizada por un médico no oftalmólogo; por ejemplo, el cuadro inicial del paciente al llegar a un departamento de urgencias. La sección sobre valoración clínica enfatiza los puntos de mayor importancia durante la evaluación clínica.

++

A continuación se da una breve descripción de los trastornos más frecuentes o importantes, con la finalidad primordial de establecer bases de referencia para el estudio de otros capítulos.

++

HIPEREMIA CONJUNTIVAL AGUDA

++

La mayoría de los pacientes con este trastorno lo manifiestan de forma relativamente benigna como conjuntivitis bacteriana, viral o alérgica, hemorragia subconjuntival o blefaritis que implican poco o ningún riesgo para la visión. Por el contrario, algunos están en riesgo de padecer progresión rápida en pocas horas o días, con grave disminución visual, incluso ceguera, como los que sufren glaucoma de ángulo cerrado, infección intraocular (endoftalmitis), infección bacteria, viral, amebiana o micótica en la córnea, uveítis aguda o escleritis.

++
Clasificación (triaje)*
++

Se debe efectuar valoración de urgencia o inmediata en todos los pacientes con:

  • Hiperemia conjuntival aguda y antecedentes de cirugía intraocular en semanas recientes, ya que esa intervención predispone a endoftalmitis.

  • Lentes de contacto, ya que predisponen a infección corneal (figura 6-3).

  • Antecedentes nuevos o antiguos de trasplante de córnea, por posible rechazo del injerto.

  • Enfermedades sistémicas como espondilitis anquilosante o artritis reumatoide, que predisponen a uveítis o escleritis.

++

En pacientes con trastorno agudo (en particular los que padecen sepsis o que han necesitado canulación intravenosa prolongada, como sucede en unidades de cuidados intensivos o en personas con nutrición parenteral), la hiperemia conjuntival aguda puede ser causada por endoftalmitis bacteriana o micótica (figura 15-32). Las afecciones oculares en casos de necrólisis epidérmica tóxica, síndrome de Stevens-Johnson o eritema multiforme requieren valoración oftálmica de urgencia.

++

Se debe considerar que el dolor, y no otras molestias, es incompatible con conjuntivitis, episcleritis o blefaritis. El dolor es indicativo de queratitis, ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.