Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

La pérdida de la visión reduce la habilidad para enfrentar las actividades de la vida diaria y afecta la calidad de vida. En países desarrollados, así como cada día más en países en vía de desarrollo, la mayoría de las pérdidas de visión irreversibles ocurren en adultos mayores; este problema de salud representa una parte siempre en aumento de la práctica oftálmica (véase capítulo 20). Infortunadamente, muchos pacientes y paramédicos consideran aún la pérdida de visión como resultado inevitable del envejecimiento y no buscan la ayuda que está disponible. Es función del oftalmólogo decirles que aun si “nada puede hacerse” acerca de muchas de las causas de pérdida de la vista, “mucho puede hacerse” acerca de sus consecuencias. Este capítulo trata la manera de aliviar las consecuencias de la pérdida de visión mediante una rehabilitación integral (véase también capítulo 24).

++

ETAPAS DEL PROCESO VISUAL

++

La visión representa un proceso complejo de múltiples etapas. La disfunción de las diferentes etapas causa diversos problemas y requiere diferentes soluciones.

++

La primera etapa es el proceso óptico que pone una imagen del mundo exterior sobre la retina. Esta etapa puede ser desestabilizada por errores de refracción u opacidades de los medios, como cataratas. Un buen instrumento para evaluar esta etapa consiste en examinar la agudeza visual (tarjeta de letras), la cual mide la amplificación requerida (MAR) en relación con la norma de referencia 20/20 (MAR, ángulo mínimo de resolución). Los dispositivos de amplificación (véase capítulo 24) son la selección natural para contrarrestar este tipo de pérdida de visión.

++

La segunda etapa constituye la etapa receptora que codifica la imagen óptica en impulsos neurales. Para el caso de que esta etapa sea defectuosa, la visión se desestabiliza de una manera diferente. Una papila ciega en la retina central (escotoma central) puede necesitar desplazar la fijación a un área retiniana menos central (se prefiere el locus retiniano, PRL), donde el mosaico receptor es menos denso. Esto último causa agudeza visual reducida, que puede ser contrarrestada por la amplificación (véase capítulo 24). No obstante, la agudeza visual refiere solamente parte de la historia ya que la condición en el PRL no muestra nada acerca de la condición de la retina circundante. Puesto que la visión normal involucra movimientos oculares constantes, el objeto de atención puede moverse hacia adentro y hacia afuera del escotoma. Esta interferencia del escotoma no la cuantifica la agudeza visual, aunque puede ser obvia durante la prueba, tampoco encuentra remedio mediante dispositivos de amplificación. El paciente necesita entrenamiento y práctica para mejorar la estabilidad de la fijación. Este último lo proporcionan terapeutas ocupacionales, también especialistas en rehabilitación de la visión, pero sólo hasta que el oftalmólogo reconozca la necesidad de este entrenamiento y haga la sugerencia apropiada.

++

La tercera etapa consiste en la de procesamiento neural. Este proceso inicia en la ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.