Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

ESTUDIO DE CASO

Un varón de 35 años acude al médico familiar, por presentar ampollas rojas, elevadas y pruriginosas en brazos y piernas. Dos días antes, consumió un platillo picante y condimentado en un restaurante al que había ido por primera vez. En la mañana siguiente observó que las palmas y las plantas estaban enrojecidas y con prurito. En el transcurso del día en brazos y piernas aparecieron lesiones similares, elevadas y pruríticas y al momento de la consulta tenía algunas más en el tronco. Señala que unos dos años antes tuvo un cuadro similar, del cual se recuperó sin tratamiento. En la exploración física no se advierten síntomas de vías respiratorias ni manifestaciones de edema faríngeo. El médico familiar plantea el diagnóstico de urticaria causada por alergia a alimentos y sugiere que el paciente ingiera un antihistamínico que se obtiene sin prescripción médica. Al día siguiente el paciente llama para señalar que el antihistamínico le calmó en forma moderada el prurito, pero que persisten las ampollas y aparecieron otras nuevas. ¿Qué otras medidas terapéuticas son apropiadas?

++

Un hecho sabido de tiempo atrás es que muchos tejidos contienen sustancias que después de ser liberadas por algunos estímulos, causan efectos fisiológicos como rubor de la piel, dolor o prurito y broncoespasmo. También se sabe que muchas de las sustancias en cuestión estaban en el tejido nervioso y que poseían múltiples funciones. La histamina y la serotonina (5-hidroxitriptamina) son aminas biológicamente activas que actúan como neurotransmisores, se les detecta en tejidos diferentes del nervioso, ejercen efectos fisiológicos y patológicos complejos a través de receptores de múltiples subtipos y suelen ser liberadas de manera local. Junto con los péptidos endógenos (cap. 17), las prostaglandinas y los leucotrienos (cap. 18) y las citocinas (cap. 55), constituyen el grupo de autacoides.

++

La histamina y la serotonina, por sus efectos amplios y en gran medida adversos, no tienen aplicación clínica en el tratamiento de enfermedades. Sin embargo, poseen enorme interés clínico los compuestos que activan de manera selectiva algunos subtipos de receptores o antagonizan de ese mismo modo las acciones de tales aminas. En este capítulo se destacan los aspectos farmacológicos básicos de las aminas agonistas y la farmacología clínica de los agentes agonistas y antagonistas más selectivos. Al final, se revisan los alcaloides del cornezuelo de centeno, compuestos que poseen actividad agonista parcial en los receptores serotonínicos y de otros tipos.

++

■ HISTAMINA

++

La histamina fue sintetizada en 1907 y aislada de forma posterior en tejidos de mamíferos. Las hipótesis iniciales en cuanto a las posibles acciones fisiológicas de la histamina hística se basaron en semejanzas entre los efectos de la histamina intravenosa y los síntomas de choque anafiláctico y daño hístico. Se observó enorme variación de una especie a otra, pero en los seres humanos, la sustancia constituyó un mediador importante de reacciones alérgicas (como la urticaria) e ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.