Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

ESTUDIO DE CASO*

Una mujer de 23 años se presenta en el consultorio para la valoración de sus medicamentos anticonvulsivos. Hace siete años esta joven, sana desde otros puntos de vista, presentó una crisis convulsiva tónico-clónica generalizada (GTCS) en su casa. Fue llevada con rapidez al departamento de urgencias en cuyo momento estaba alerta pero manifestaba cefalea. Un asesor especialista en neurología le prescribió levetiracetam, 500 mg cada 12 h. Cuatro días después el electroencefalograma (EEG) mostró espigas anormales en la región temporal derecha y la imagen por resonancia magnética fue normal. Un año después de la crisis el EEG no reveló cambios y la dosis de levetiracetam se aumentó de forma gradual hasta 1 000 mg cada 12 h, sin provocar efectos adversos significativos. A los 21 años de edad tuvo una segunda GTCS en la universidad; al indagar más, la compañera de cuarto de la paciente había experimentado dos crisis recientes de 1 a 2 min de duración con alteración de la conciencia y chasqueo de labios (convulsiones parciales complejas). Un nuevo EEG mostró espigas en la región temporal derecha. Se agregó lamotrigina al esquema en forma gradual, a dosis de 200 mg cada 12 h. Desde entonces la paciente no ha tenido crisis convulsivas (durante casi dos años), pero ahora acude al consultorio para la valoración de sus medicamentos. Se planea la discontinuación gradual del levetiracetam si ella continúa con buena evolución durante un año, aunque siempre está presente el riesgo de crisis recurrentes cuando se retira un medicamento.

* La descripción de este caso incluye las respuestas a las preguntas planteadas respecto a la terapia.

++

La epilepsia ocurre en casi el 1% de la población mundial, es la segunda enfermedad neurológica más frecuente después de la apoplejía. Aunque el tratamiento estándar permite controlar las crisis en 80% de dichos pacientes, millones (500 000 tan sólo en Estados Unidos) experimentan epilepsia no controlada. La epilepsia es un complejo sintomático heterogéneo, un trastorno crónico caracterizado por crisis convulsivas recurrentes. Éstas son crisis finitas de disfunción cerebral que provocan descargas anormales de las neuronas. Sus causas son cuantiosas e incluyen una variedad de enfermedades neurológicas, desde infecciones hasta neoplasias y lesiones cefálicas. En algunos subgrupos se ha demostrado que la herencia es un factor predominante. Los defectos de un solo gen, por lo general de naturaleza autosómica dominante, que afectan a aquellos que codifican conductos iónicos controlados por voltaje o receptores de GABAA han mostrado contribuir con un pequeño número de las epilepsias generalizadas familiares. En general, en una familia se observan múltiples síndromes epilépticos incluyendo, por ejemplo, convulsiones febriles, crisis de ausencia y epilepsia mioclónica juvenil.

++

Los fármacos anticonvulsivos descritos en este capítulo también se utilizan en pacientes con convulsiones febriles o crisis que ocurren como parte de una enfermedad aguda, como la meningitis. El término “epilepsia” no suele aplicarse a tales individuos, a menos que más tarde presenten convulsiones crónicas. Las ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.