Skip to Main Content

++

FÁRMACOS UTILIZADOS EN LAS ANEMIAS; FACTORES DE CRECIMIENTO HEMATOPOYÉTICO

++

ESTUDIO DE CASO

Una mujer de 65 años de edad con antecedente prolongado de diabetes mellitus tipo 2 mal controlada acude con entumecimiento y parestesias crecientes de extremidades, debilidad generalizada, glositis y malestar gastrointestinal. La exploración física revela un aspecto de fragilidad, palidez y disminución de la percepción de vibraciones, atenuación de los reflejos raquídeos y signo de Babinski positivo. La exploración de la cavidad oral (bucal) revela glositis de Hunter: la lengua tiene un color rojo intenso, es lisa y brillante de forma anormal por atrofia de las papilas. Las pruebas de laboratorio señalan anemia macrocítica con base en un hematócrito de 30% (normal, 37 a 48% en mujeres), una concentración de hemoglobina de 9.4 g/100 ml (normal, 11.7 a 13.8 g/100 ml en mujeres ancianas), volumen eritrocítico medio (MCV) de 123 fl (normal, 84 a 99 fl) y una concentración de hemoglobina corpuscular media (MCHC) de 34% (normal, 31 a 36%), así como recuento bajo de reticulocitos. Las pruebas de laboratorio adicionales muestran una concentración normal de folato sérico y una de vitamina B12 (cobalamina) de 98 pg/ml (normal, 250 a 1 100 pg/ml). Los resultados de una prueba de Schilling establecen el diagnóstico de anemia perniciosa. Una vez identificada una anemia megaloblástica, ¿por qué es importante determinar la concentración sérica de ácido fólico y cobalamina? Conviene tratar a esta paciente con vitamina B12, ¿oral o parenteral?

++

La hematopoyesis, producción de eritrocitos, plaquetas y leucocitos circulantes a partir de células madre indiferenciadas, es un proceso notorio que libera más de 200 000 millones de células sanguíneas nuevas al día en la persona normal y números aún mayores en sujetos con trastornos que provocan pérdida o destrucción de las células sanguíneas. La hematopoyesis se lleva a cabo en particular en la médula ósea de los adultos y requiere el aporte constante de tres nutrientes esenciales, hierro, vitamina B12 y ácido fólico, así como la presencia de factores de crecimiento hematopoyético, proteínas que regulan la proliferación y diferenciación de las células sanguíneas. Los aportes inadecuados de cualquiera de los nutrientes esenciales, o de los factores de crecimiento, causan deficiencia de las células sanguíneas funcionales. La anemia, o capacidad deficiente de transportar oxígeno de los eritrocitos, es la más frecuente, con varias formas fáciles de tratar. La drepanocitosis, un trastorno resultante de la alteración genética de la molécula de la hemoglobina, es común pero no fácil de tratar; se revisa en el recuadro Drepanocitosis e hidroxiurea. La trombocitopenia y la neutropenia no son raras y algunas de sus formas son susceptibles de tratamiento farmacológico. En este capítulo se considera primero el tratamiento de la anemia por deficiencia de hierro, vitamina B12 o ácido fólico, y después se describe el uso médico de los factores de crecimiento hematopoyético para combatir la anemia, trombocitopenia y neutropenia, así como apoyar el trasplante de células madre.

++

Drepanocitosis e ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.