Skip to Main Content

++

INMUNOFARMACOLOGÍA

++

ESTUDIO DE CASO

Una mujer de 30 años ha procreado un hijo que tiene seis años de edad. Éste y el esposo son Rh positivos y ella es Rh0(D) y Du negativa. Su embarazo actual tiene nueve meses y se encuentra en la sala de partos; muestra contracciones frecuentes y la prueba de anticuerpos contra Rh practicada en los comienzos del embarazo arrojó resultados negativos. ¿Qué inmunoterapia es la apropiada? ¿En qué fecha y en qué forma se debe administrar?

++

Los fármacos que suprimen el sistema inmunitario intervienen de modo notable para evitar el rechazo de órganos o tejidos injertados y en el tratamiento de algunas enfermedades que aparecen por trastornos de la regulación de la respuesta inmunitaria. No se conocen con detalle los mecanismos de acción de algunos de los fármacos de dicha categoría, pero es útil conocer los elementos del sistema inmunitario para comprender sus efectos. Los fármacos que intensifican la respuesta inmunitaria o modifican de manera selectiva el equilibrio de los componentes del sistema inmunitario han asumido importancia en el tratamiento de algunas enfermedades, como cáncer, sida y cuadros autoinmunitarios o inflamatorios. La manipulación inmunitaria podría aplicarse en un futuro a un número cada vez mayor de enfermedades (infecciones, trastornos cardiovasculares o trasplante de órganos).

++

■ ELEMENTOS DEL SISTEMA INMUNITARIO

++

RESPUESTAS INMUNITARIAS NORMALES

++

El sistema inmunitario ha evolucionado para proteger al hospedador de patógenos invasores y para eliminar enfermedades. Cuando actúa en su máximo nivel reacciona con gran precisión a cualquier patógeno invasor, y al mismo tiempo conserva la capacidad de reconocer autoantígenos a los cuales es tolerante. De esa manera, se obtiene protección contra infecciones y enfermedades gracias a las acciones conjuntas de los sistemas inmunitarios innato y adaptativo.

++
Sistema inmunitario innato
++

Es la primera línea de defensa contra cualquier patógeno invasor (p. ej., bacterias, virus, hongos y parásitos) y consiste en componentes mecánicos, bioquímicos y celulares. Entre los componentes mecánicos figuran la piel (en particular la epidermis) y las mucosas; los elementos bioquímicos incluyen proteínas y péptidos antimicrobianos (p. ej., defensinas), moléculas del complemento, enzimas (p. ej., lisozimas e hidrolasas ácidas), interferones, acidez (pH bajo) y radicales libres (p. ej., peróxido de hidrógeno y aniones superóxido); los componentes celulares son los neutrófilos, los monocitos, los macrófagos, los linfocitos citolíticos naturales (NK, natural killer) y los linfocitos T citolíticos naturales (NKT). A diferencia de la inmunidad adaptativa, la respuesta de inmunidad innata existe antes de que se presente una infección, no se fortalece con infecciones repetitivas y en general no tiene especificidad por antígenos determinados. Cuando están intactas, la piel o las mucosas constituyen la primera barrera contra infecciones. Cuando esta defensa es superada sobreviene una respuesta inmunitaria inmediata, conocida como “inflamación”, que provoca la destrucción del patógeno. Este proceso se puede lograr, por ejemplo, a través de componentes bioquímicos como una lisozima (que ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.