Skip to Main Content

++

Introducción

++

El envejecimiento se caracteriza por la disminución gradual de la capacidad del individuo para adaptarse o reaccionar a los estímulos externos circundantes. En términos fisiológicos, el envejecimiento representa la dificultad para mantener la homeostasis y en él intervienen innumerables factores, algunos inherentes al propio proceso de envejecimiento, como los que provienen de su medio ambiente, razón por la cual no todos los individuos envejecen de manera homogénea.

++

Durante el envejecimiento, el sistema inmunitario experimenta sucesos complejos de reorganización y aparecen mecanismos homeostáticos de compensación, así como alteraciones funcionales, lo que constituye un continuo en el proceso de desarrollo del sujeto. Al conjunto de dichos cambios se lo conoce como inmunosenescencia.

++

La integridad del organismo se conserva en buena medida por las respuestas innata (o natural) y adquirida (o adaptativa) del sistema inmunitario. La reacción inmunitaria innata posee una estructura altamente conservada a través de la evolución y confiere una rápida, aunque incompleta, defensa contra agentes extraños hasta que la respuesta adquirida se desarrolla. En esta última, los linfocitos T y B son las célulalas principales y proveen una gran variabilidad y versatilidad orientadas a activar respuestas efectivas y específicas. Aunque ambas se alteran con el envejecimiento, la inmunidad adquirida es más susceptible a los efectos deletéreos de la edad, puesto que al nacer es inmadura, alcanza su máximo funcionamiento durante la pubertad y declina de forma progresiva en la etapa adulta. Por el contrario, la inmunidad innata varía muy poco en el transcurso de la vida.

++

El espectro de las modificaciones del sistema inmunitario en la vejez abarca desde las células pluripotenciales hematopoyéticas y los progenitores linfoides en el timo y la médula ósea hasta los linfocitos maduros en órganos linfoides secundarios.

++

En este capítulo se describen las alteraciones más importantes del sistema inmunitario en el proceso del envejecimiento.

++

Linfocitos T

++

Los cambios en el sistema inmunitario inherentes a la edad comienzan en la pubertad o en el momento de alcanzar la madurez sexual al iniciarse la involución del timo, un suceso fisiológico que se manifiesta por la disminución del tamaño del órgano (15% de su tamaño) y el reemplazo del tejido linfoide por grasa y tejido fibrótico. Este proceso ocurre de manera distinta entre un género y otro, es decir, en el varón la involución del timo es progresiva, mientras que en la mujer se interrumpe en el periodo premenopáusico alrededor de los 42 años y continúa con posterioridad su reducción de manera uniforme. Hacia la sexta década de la vida, la diferencia entre géneros es ya muy pequeña. Como resultado, se observa una pérdida de la función endocrina, entre los 20 y 40 años de edad, puesto que decrecen de manera notoria las concentraciones séricas de las hormonas tímicas hasta ser indetectables en sujetos mayores de 60 años. Sin embargo, en algunos casos el timo conserva la capacidad de producir pequeñas ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.