Skip to Main Content

++

Introducción

++

Desde el punto de vista social, la edad es quizá la variable más común para describir a los grupos humanos y sus características, así como para emitir mensajes de lo aceptado, lo esperado y lo vetado.

++

En los artículos 1 y 2 de la Declaración Política de la Segunda Asamblea Mundial sobre Envejecimiento, de la Organización de Naciones Unidas, los representantes de los gobiernos declararon que han tomado la decisión de adoptar un Plan de Acción Internacional sobre el Envejecimiento, con el objetivo de responder “a las oportunidades que ofrece y los retos que plantea el envejecimiento de la población en el siglo XXI y para promover el desarrollo de una sociedad para todas las edades”, y que celebran “el aumento de la esperanza de vida en muchas regiones del mundo como uno de los mayores logros de la humanidad”. Esta enorme transformación, que se plantea como una nueva revolución demográfica, significará afrontar un nuevo desafío determinado por la necesidad de “aumentar las oportunidades de las personas, en particular las oportunidades de las personas de edad avanzada para aprovechar al máximo sus capacidades de participar en todos los aspectos de la vida”.

++

La edad es tal vez la variable más importante tanto de la población como de las disciplinas científicas que se encargan de su estudio y análisis, como la demografía, la geografía de la población o geodemografía, la sociología y la psicología. La edad en años cumplidos es en realidad un intervalo (y no un instante) entre un aniversario y el siguiente, de manera que la referencia a una edad exacta alude a un intervalo entre dos edades exactas consecutivas, lo que por otro lado tiene una relación evidente con el concepto de generación, que se refiere al año civil de nacimiento de los efectivos que poseen una edad concreta. La perspectiva de generación introduce el concepto de línea de vida (en rigor, de una generación), que en general puede extrapolarse al ciclo de vida de una población, en el que se circunscribe el devenir del proceso de reproducción y envejecimiento del ser humano. Por ello, y como señala Pressat (1970), “las capacidades vitales no son las únicas que están asociadas a la edad: todo el capital mental y biológico evoluciona con ella. Esto explica la proliferación de estudios sobre el hombre que hacen referencia a la edad”. En los estudios de la población humana es muy importante la variable sexo, que introduce el análisis actual de género (p. ej., la feminización de la vejez), y que en el análisis demográfico y geodemográfico suele combinarse con el de edad, de manera que la distribución de los principales hechos poblacionales debe relacionarse siempre con la edad y el género. El análisis por intervalos quinquenales es esencial y resulta muy útil para establecer indicadores que permitan comparar la agrupación en el tiempo y el espacio de los denominados tres grandes grupos de edad: esto es, ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.