Skip to Main Content

++

Introducción

++

La enfermedad vascular cerebral (EVC) es una lesión derivada de la oclusión o la rotura de una arteria cerebral; es la tercera causa más común de muerte en Estados Unidos, la primera en España y quizá, lo que resulta aún más problemático, la principal causa de incapacidad en adultos. Se observa en todas las razas y, si se considera que la población es cada vez más longeva y que el factor de riesgo más importante es la edad, aunada a problemas crónicos, los retos relacionados con la prevención y el cuidado de la EVC son particularmente apremiantes para geriatras, gerontólogos y terapeutas que participan en la rehabilitación, que debe tender a restaurar las habilidades perdidas, mejorar la calidad de vida y reducir los costos económicos a largo plazo.

++

Antes no se disponía de datos objetivos sobre la efectividad de los programas de rehabilitación, pero hoy día se demuestra en varios estudios bien diseñados que los pacientes atendidos en unidades de EVC, en que la rehabilitación ocupa un lugar primordial, se obtienen mejores resultados que en las unidades de hospitalización general, si bien no hay estudios en los que se describan las actividades específicas que inducen la mejoría. La adecuada selección de los enfermos, el establecimiento de objetivos razonables, la participación activa del paciente y la familia en el tratamiento, así como la colaboración de un equipo interdisciplinario, son esenciales para el éxito de la rehabilitación.

++

Aunque este capítulo se enfoca en los tratamientos diseñados para los sujetos con EVC, muchas de estas mismas manifestaciones neurológicas se presentan por traumatismos o tumores y pueden tratarse de manera similar. En el proceso de rehabilitación también debe incluirse la prevención y el diagnóstico oportuno de las complicaciones, así como la educación y la colaboración de la familia respecto de las medidas que deben tomarse para evitar las recurrencias. Si bien la rehabilitación debe practicarla el médico de rehabilitación, el fisioterapeuta y el geriatra, en ciertas circunstancias (aislamiento geográfico, tiempo transcurrido hasta la visita del médico de rehabilitación, etc.), los profesionales de la atención primaria son quienes han de ponerla en marcha.

++

El objetivo de la rehabilitación no es curar, sino buscar la adaptación a la incapacidad funcional y maximizar la función residual a fin de mejorar la calidad de la vida. Para determinar si es apropiado referir al enfermo al proceso de rehabilitación, debe considerarse un gran número de factores. Se recomienda consultar al geriatra, psicólogo o psiquiatra, terapeuta físico, ocupacional y del lenguaje, por separado o juntos, para definir las necesidades de rehabilitación.

++

Las personas con déficit menor tal vez no necesiten servicios de rehabilitación especializados, en tanto que los pacientes estuporosos, completamente inmóviles o con enfermedad médica grave se benefician en escasa medida. El éxito de los esfuerzos de rehabilitación depende del tipo y la gravedad del déficit neurológico, el grado de deterioro cognoscitivo, la resistencia física, los objetivos del ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.