Skip to Main Content

++

Introducción

++

En la actualidad, los esfuerzos que se lleven a cabo para iniciar, en algunos casos, y mejorar, en otros, la enseñanza de la geriatría y gerontología como especialidad médica tienen que acompañarse de argumentos sólidos, basados en las características que presenta México, en relación con la transición demográfica y su rápida y creciente población de ancianos. Este fenómeno también se presenta en otros países de Latinoamérica y deriva en otro, que es la transición epidemiológica, en el cual al mismo tiempo se presentan los procesos crónicos y degenerativos o los no transmisibles; los más prevalentes son los de riesgo vascular (diabetes mellitus, hipertensión arterial, cardiovasculares, entre otros).

++

Por consiguiente, cambiar varios patrones culturales e incluso de mala información, como considerar que México es un país de jóvenes, es fundamental para los cambios de políticas públicas y de Estado, que tengan por objeto incidir en las situaciones que en el futuro próximo serán motivo de crisis social, como desatender las necesidades de una población que envejece y, en la mayor parte de casos, ante la ausencia de medidas preventivas, llega a la vejez en muy malas condiciones de salud, con alto grado de dependencia funcional y la cada vez más creciente ausencia de redes sociales.

++

El motivo del presente capítulo es analizar la forma de incidir en este problema y establecer las condiciones demográficas, las necesidades de salud y al final la oportunidad de aprovechar el “bono demográfico” y hacer las modificaciones e inserciones de la geriatría como especialidad médica en la formación del “capital humano”, cuyo encargo la sociedad lo ha derivado a las instituciones de educación superior y, en el caso específico de las especialidades médicas, también las instituciones de salud como extensiones de las primeras. Hay que reorientar el currículo médico con planes y programas de estudios en escuelas y facultades de medicina que integren la enseñanza y aprendizaje de la disciplina, como parte de dicho currículo. Esto hará posible una formación con una visión holística e integradora de la problemática que presenta la población envejecida, así como de las acciones que en el futuro próximo se tomen. Otro objetivo de las políticas públicas es cerrar la brecha generacional a través de un modelo educativo más equitativo, en el cual la población envejecida cuente al menos con profesionales en las diversas áreas y una sociedad en general con cultura del envejecimiento, que mire a la vejez de una manera menos indolente. Continuar sin cambios, sin modificar el modelo educativo, representará un alto costo social en lo futuro.

++

No es motivo del presente capítulo abordar un modelo educativo nacional, pero sí una serie de reflexiones que forman parte de una investigación en desarrollo sobre políticas públicas, que pretende acotar el problema de educación médica en geriatría y su repercusión sociosanitaria.

++

Los cambios demográficos en la prospectiva de la educación médica en geriatría

++

Los cambios demográficos ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.