Skip to Main Content

++

Introducción

++

Ante las fracturas no tendemos a pensar que pueden desencadenar una catástrofe homeostática; el caso de la fractura de cadera en el paciente envejecido es una eventualidad devastadora en la mayor parte de los casos. Afecta profundamente el equilibrio físico, mental, funcional y social que antes prevalecía. La fractura casi siempre es resultado de una caída, otras veces se relaciona con un accidente (p. ej., choque automovilístico, atropellamiento, etc.), en ocasiones no es posible reconocer una causa o mecanismo que la explique. Cuanto menor sea el incidente precipitante, más probable es inferir la fragilidad del sujeto afectado. Resulta de lo anterior que la fractura de cadera es uno de los problemas más ilustrativos de la geriatría; su complejidad y las consecuencias que acarrea son de tales proporciones que se considera un problema de salud pública. Más allá de la lesión ortopédica, resume el proceso de envejecimiento y sus efectos extremos. Todo ello genera altísimos gastos públicos e individuales económicos, funcionales, emocionales y espirituales. Caer y fracturarse la cadera es todavía uno de los grandes miedos de los ancianos, más aún de los que viven solos, al grado de que es motivo de abatimiento funcional y aislamiento social (como ocurre también en el síndrome poscaída).

++

La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2006 señala que los adultos de 65 años y mayores, junto con los menores de cuatro años, son los mayores utilizadores de servicios curativos y de hospitalización. Durante el año 2006 se registraron 590 808 egresos hospitalarios de personas de 65 años y más, que representan 13.3% del total de egresos; las fracturas ocupan el séptimo lugar de importancia en causas de egresos hospitalarios y concentran poco más de 5% de éstos. Para el ciclo 2000-2001, el subsistema de información de egresos hospitalarios del Instituto Mexicano del Seguro Social registró un total de 10 735 fracturas de cadera en sujetos mayores de 60 años y su atención hospitalaria supuso un costo unitario de 46 965.30 pesos anuales y, por lo tanto, un total de 504 172 496 pesos, muy por debajo de lo estimado por otros países, algo quizá explicable por subestimación del costo. Las erogaciones por atención médica en el caso de la fractura de cadera son altas y se incrementan en presencia de comorbilidades.

++

En algunos informes alarmantes se documenta que hasta 50% de los pacientes con fractura de cadera muere en los primeros seis meses posteriores a la lesión y un gran número de los que sobreviven no recupera su nivel previo de independencia y funcionalidad. Las circunstancias relacionadas con la fractura son múltiples, algunas potencialmente graves. En estudios clínicos anteriores se han reconocido algunos factores relacionados con una mayor morbilidad y mortalidad en el paciente anciano que sufre una fractura de cadera; éstos son la edad avanzada, el deterioro cognoscitivo previo, el nivel funcional anterior deteriorado, una comorbilidad elevada, un deterioro funcional inmediato posfractura y una precaria red de apoyo. La ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.