Skip to Main Content

++

Introducción

++

¡Si hubiera sabido que iba a vivir tantos años, me hubiera cuidado más!

EUBIE BLAKE, COMPOSITORA, POCO ANTES DE CUMPLIR 100 AÑOS

++

El envejecimiento suele relacionarse con importantes cambios del sistema cardiovascular que pueden influir en la epidemiología, las características clínicas, la respuesta al tratamiento y el pronóstico de las diversas condiciones patológicas. Estos cambios reducen en grado considerable la reserva cardiovascular, lo cual supone una declinación progresiva del desempeño cardiaco y predispone a un mayor riesgo de complicaciones cardiovasculares y desenlaces adversos en caso de enfermedades cardiacas u otras. Más aún, los cambios propios del envejecimiento que se presentan de forma simultánea en otros órganos y sistemas pueden mermar todavía más la reserva cardiaca o atenuar los efectos benéficos de las intervenciones terapéuticas.

++

Una multiplicidad de enfermedades, los diversos síndromes geriátricos (incluida la polifarmacia) y toda la gama de efectos adversos derivados de problemas psicosociales, conductuales o financieros pueden también modificar la presentación clínica, el cumplimiento del tratamiento y aun el pronóstico global de los pacientes envejecidos con enfermedades cardiovasculares.

++

Factores de riesgo cardiovascular

++

El envejecimiento es el factor de riesgo cardiovascular más importante, además de otros procesos como hipertensión, diabetes, dislipidemias, tabaquismo, inactividad física y obesidad. Puesto que el número absoluto de incidentes cardiovasculares atribuibles a cada uno de estos factores tiende a incrementarse con la edad, el beneficio absoluto derivado del tratamiento específico de cada factor de riesgo es casi siempre más significativo en los pacientes mayores, y la edad per se rara vez es contraindicación para intentar modificarlos. Por lo general se presentan varios factores y debe evaluarse la relación riesgo-beneficio con la calidad de vida.

++

Coronariopatía crónica

++

En el mundo occidental es la principal causa de muerte en ambos sexos. A pesar de que la incidencia y la prevalencia son mayores en el varón, las tasas para la mujer se incrementan de manera gradual después de la menopausia, tal vez por la longevidad femenina. La prevalencia de las enfermedades coronarias aumenta de forma progresiva con la edad hasta alcanzar 16.1% de las mujeres y 18.6% de los varones mayores de 75 años.

++
Prevención
++

La prevención primaria de las enfermedades cardiacas coronarias se logra mediante ejercicio físico regular, conservación del peso corporal deseable, una dieta con abundantes frutas, vegetales y granos enteros y consumo limitado de alimentos ricos en grasas saturadas y colesterol, y evitar el hábito del tabaquismo. La detección oportuna y el tratamiento decisivo de la hipertensión, las dislipidemias y la diabetes también son esenciales, todo ello desde mucho antes del envejecimiento.

++
Hallazgos clínicos
++

El síntoma más frecuente de una enfermedad cardiaca coronaria es el dolor torácico central, que a menudo se describe como presión, apretón o peso en el pecho, por lo general precipitado por el ejercicio físico o el ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.