Skip to Main Content

++

Introducción

++

Si no tienes arrugas, no has reído suficiente.bold

++

PROVERBIO AMERICANO

++

Quizá es la piel el lugar en el que más podemos notar el envejecimiento, la envoltura con la que nos presentamos y relacionamos con el mundo, órgano extenso (hasta 16% de nuestro peso total) que está a la vista de todos, en contacto directo con el ambiente y sus agresiones, es el testigo inequívoco del paso del tiempo en las personas. Las arrugas y las canas son el símbolo obvio de la vejez.

++

El envejecimiento de este órgano excepcional que es nuestra barrera con el ambiente, que controla la temperatura y que nos da información por sensibilidad, fundamentalmente es a través de dos vertientes: las alteraciones en la colágena o tejido conjuntivo y el daño provocado por la exposición a los rayos ultravioleta.

++

El tejido conjuntivo que está diseminado en todo el cuerpo (constituye 40% de todos los tejidos) es el fundamento de la piel y le da el aspecto suave y elástico que todos apreciamos, los cambios que se generan a través del tiempo y alteran la producción de esta sustancia originan que las bandas de elastina que antes se organizaban en una banda firme de tres hilos formando unidades helicoidales, proporcionando flexibilidad y resistencia, ya no estén organizadas uniformemente; entrecruzamientos, deformidades y deshilachamientos son el resultado de alteraciones en la biología molecular tanto relacionados con el proceso de envejecimiento como con el daño solar. Estas alteraciones se reflejan en la piel adelgazada y poco flexible. La colágena también pierde sus propiedades bioquímicas de hidrosolubilidad dando el aspecto reseco.

++

Las radiaciones ultravioleta dañan en forma directa y permanente los mecanismos de transcripción en las células dérmicas, los daños son acumulativos, lo que lleva paulatinamente a una destrucción parcial de la matriz dando como resultado la producción de capas dérmicas con células sanas y células alteradas que han perdido su forma habitual y afectan la armonía en la uniformidad de los mantos que van desplazándose al exterior. Las células defectuosas dan el aspecto característico de la piel envejecida en la cual se ha perdido la tersura y suavidad habitual de la piel, transformándola en áspera y descamativa, este fenómerno es llamado fotoenvejecimientoy quizá sea aúnmás importante que el envejecimiento fisiológico dérmico. Además estas células alteradas son irritantes, lo que explica al menos en parte, la sensibilidad y prurito comunes en la vejez. Las radiaciones también producen alteraciones en la producción de colágena. En los casos extremos se denomina elastosis solar (observada como xerosis y marcadas arrugas de tipo romboidal en la nuca, típicas de personas dedicadas al campo).

++

El proceso de envejecimiento también produce un importante adelgazamiento de la unión dermoepidérmica, lo que explica la predisposición a ampollas (penfigoide) y abrasiones fáciles (púrpura senil o de Batenam). La regeneración disminuye por lo menos 50%, lo que hace que la cicatrización ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.