Skip to Main Content

++

Conceptos básicos

++

  • El hospital es un ámbito de riesgo y adversidad.

  • El abatimiento funcional es un resultado común.

  • Puede desencadenar un efecto negativo en cascada.

  • La fisiología se altera sensiblemente en el reposo.

  • Muchas manipulaciones y agresiones son innecesarias.

++

La hospitalización suele ser un recurso muy útil para la atención de pacientes bien seleccionados, ya que de lo contrario es un arma de dos filos, como muchas de las cosas en medicina, más aún en relación con uno de los grupos más vulnerables de la sociedad: los ancianos. Es necesario ser especialmente cuidadosos al hospitalizarlos, dado que basta el cambio de su entorno físico para desencadenar manifestaciones indeseables ajenas al problema que determine su ingreso y que agravan la condición de estos enfermos. Desde hace 15 años se ha presenciado la desventura de muchos ancianos que dentro del hospital encuentran desesperanza, temor, soledad, desconfianza, minusvalía, entre otros sentimientos adversos. En los últimos cinco años se ha puesto en práctica lo aprendido de las observaciones y los resultados han sido alentadores con respecto a mantener la funcionalidad de los pacientes durante la hospitalización. La mayoría de las complicaciones se puede evitar si se comprenden las interacciones entre el huésped, su enfermedad y su entorno físico, psicosocial y espiritual.

++

Una de las grandes desventajas de la hospitalización en los viejos es que a su egreso ya no son independientes (75%) y algunos de ellos requieren cuidados y apoyo permanente (15%). Esta situación se observa incluso en padecimientos que remiten en su totalidad, como una neumonía o la reparación de la fractura de cadera. El desacondicionamiento físico y el abatimiento funcional tienen lugar en todos los ancianos que se mantienen en cama o con movilidad restringida y su reinserción a la vida cotidiana es difícil, incluso un año después de la hospitalización. Otro problema detectado de manera temprana (al tercer o quinto días) es la depresión; Kitchell et al. (1982) aplicaron dos instrumentos para detectar síntomas depresivos y además los pacientes fueron entrevistados por un psiquiatra ajeno al resultado de dichos instrumentos. La depresión se diagnosticó en 45% de los casos. Por supuesto que algunos casos se complican por la propia enfermedad o por el tratamiento que reciben (reacciones adversas a fármacos). Lo anterior denota el gran efecto que tiene el hospital en la funcionalidad del anciano, al contrario de la presuposición de la sociedad que la considera un lugar seguro e inigualable como alternativa de tratamiento, lo cual lleva a los familiares a pensar que el beneficio del paciente es mayor cuantos más días permanezca hospitalizado. Una característica bien conocida del envejecimiento es que continúa sin novedades mientras no se someta a exigencias extraordinarias; de esa manera, al ocurrir algún tipo de agresión, aparecen los cambios que representan una pérdida de la reserva homeostática y que lo conducen a varias situaciones clínicas que se suman a la queja principal. Ahora es posible aplicar índices pronósticos de supervivencia para ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.