Skip to Main Content

++

Introducción

++

Médico, cúrate a ti mismo. Los venenos y las medicinas son frecuentemente las mismas sustancias dadas con intenciones distintas.

LATHAM

++

Asombrados, los médicos y el personal de salud en general ven cómo ganan terreno otras formas de curación; la medicina alópata cada vez parece encarar más desprestigio y merecer fama de hacer más daño que beneficio, faltando a la máxima hipocrática: “Primero, no hacer daño” (Primun non nocere). El clínico se desentiende cada vez más del paciente para privilegiar la ciencia dura: investigar, avanzar y acumular prestigio, quizás para cada profesional pero no para la disciplina. Lo que por definición separa a la medicina de otras formas de curación es la validación científica de las intervenciones; las “otras” medicinas no están comprobadas con el método científico, aunque sí parecen validadas ampliamente por los usuarios que descalifican a la ciencia médica convencional. Se incorporan a la práctica con gran rapidez, por lo que se las habrá de conocer antes de descalificarlas. A la alopatía se le tiene cada vez más temor. Las ventas de productos “naturales” y gastos en medicina alternativa ya ascienden a miles de millones de dólares.

++

¿Cuáles son las razones de estos cambios?

++

Antes que nada se trata de la esperanza; las disciplinas alternativas no suprimen la esperanza, por lo que su campo más importante se halla en las condiciones crónicas, degenerativas, relacionadas con el estrés y las afecciones letales; en principio, se trata de los problemas que la alopatía no puede manejar, sino de forma parcial y sin lograr la satisfacción de los pacientes y sus familias.

++

Otras veces, las personas no están insatisfechas con la medicina habitual, pero encuentran que las otras formas de curación se identifican mejor con sus valores personales ycreencias; esta manera de pensar responde a un cambio en los patrones aceptados públicamente, que cada vez tienden a depender menos del sistema de salud oficial y a enfocarse en la prevención, la disminución del estrés y mantenerse en forma; quizás al fin se experimente algún adelanto en los esfuerzos de introducir una cultura preventiva sobre la cultura curativa.

++

Otra razón es que se tiende a creer que los tratamientos e intervenciones alternativos no tienen efectos adversos; se dice que “si no te cura no hace daño”. Esto es en realidad del todo equívoco; hoy se sabe que la medicina alternativa tiene varias maneras de hacer daño.

++

Algunas veces los diagnósticos son erróneos y desaparece la oportunidad de ofrecer una cura efectiva o, peor aún, interrumpir un tratamiento efectivo conocido para introducir el alternativo, como en el caso de algunas neoplasias, hipertensión e infecciones; es por ello que se prefiere en algunas instancias hablar de medicina complementaria, ya que es deseable en muchos casos la coexistencia de ambas intervenciones. En la falsa creencia de que las sustancias y preparados “naturales” ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.