Skip to Main Content

++

Introducción

++

La enfermedad en el viejo se caracteriza por multiplicidad, cronicidad y tendencia a la invalidez.

FREDERICH D. ZEMAN

++

En geriatría, la rehabilitación es el corazón mismo del trabajo, es lo que marca la diferencia en cuanto a funcionalidad y, por tanto, en cuanto a calidad de vida. Debe dejar de considerarse como una simple gimnasia médica y como última alternativa ante la desesperación de no saber qué hacer. Todos los que trabajan con pacientes mayores deben incluirla en las decisiones y los planes de trabajo, aun al final de la vida. La rehabilitación paga con creces en todas sus facetas.

++

La prevención ayuda a mantener a los viejos sanos en óptimas condiciones; es un punto básico de la geroprofilaxis, que en no pocas ocasiones evita un mayor deterioro, tanto por el proceso de envejecimiento como por diversas entidades patológicas.

++

La buena condición física evita que se presenten problemas, que en el caso de suscitarse se soportan mejor. Como ejemplo puede mencionarse el fortalecimiento de los músculos de la cadera, los ejercicios para afinar el equilibrio o la caminata para evitar la pérdida de masa ósea; se considera mucho mejor que la farmacoterapia y, desde luego, es recomendable para todo individuo, cualesquiera que sean su edad y funcionalidad.

++

La rehabilitación específica es para los pacientes con problemas funcionales por enfermedad, desacondicionamiento físico o dolor. Cualquier problema que limite la funcionalidad o produzca incapacidad o invalidez es susceptible de rehabilitación en mayor o menor grado, y siempre debe iniciarse oportunamente, para evitar el principio del fin.

++

Las dificultades de gran cantidad de personas mayores que se desmoralizan ante el abatimiento funcional pueden atenuarse e incluso desvanecerse mediante intervenciones hasta cierto punto sencillas.

++

La rehabilitación como tratamiento de diversas condiciones patológicas (intervención terapéutica) supone la oportunidad de superar la fase aguda de la enfermedad o bien de ser el tratamiento principal, con o sin medidas adicionales.

++

En estas condiciones se justifica plenamente la presencia constante de la gericultista y, en algunos casos, del especialista en rehabilitación del equipo geriátrico. La intervención habitual de estos profesionales hace una gran diferencia en el efecto físico y psicológico de la enfermedad, así como en los costos que de ella derivan. Los tres aspectos mínimos que la rehabilitación física geriátrica debe incluir son los siguientes:

++

  1. Terapia ocupacional y reentrenamiento para actividades de la vida diaria enfocadas con esmero en la independencia del paciente.

  2. Fisioterapia para las diversas afecciones que aquejan al anciano y dan lugar a incapacidad y sufrimiento.

  3. Logopedia, que se refiere al lenguaje y sus problemas. No obstante, la rehabilitación no debe concebirse sólo desde el punto de vista físico; del mismo modo que la atención geriátrica se considera global, así debe concebirse la rehabilitación, sin descuidar aspectos centrales que también son parte de un todo funcional bajo la premisa ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.