Skip to Main Content

++

OBJETIVOS

++

  • Identificar las demandas fisiológicas del ejercicio.

  • Predecir las respuestas fisiológicas al ejercicio agudo.

  • Describir los efectos de los programas de ejercicio a largo plazo (entrenamiento) en la respuesta fisiológica al ejercicio.

++

El ejercicio incrementa el metabolismo de los músculos que trabajan. La actividad física aumenta las necesidades de oxígeno y la producción de dióxido de carbono. Niveles moderados a intensos de ejercicio causan aumento en la producción de ácido láctico. Los aparatos respiratorio y cardiovascular deben elevar la cantidad de oxígeno suministrado a los tejidos en ejercicio e incrementar la eliminación de dióxido de carbono y de iones hidrógeno del cuerpo. Aunque el aparato cardiopulmonar y el tejido muscular son los que responden principalmente al ejercicio, existen ajustes en el metabolismo intermedio y en el equilibrio de líquidos y electrólitos que permite que el individuo mantenga un incremento en la actividad física.

++

METABOLISMO MUSCULAR

++

Durante el ejercicio, el incremento en el gasto cardiaco (CO) y en el suministro de sustratos para la producción de energía es coordinado por lo común por el sistema nervioso simpático. La epinefrina eleva la producción de glucosa a partir del hígado y la movilización de ácidos grasos del tejido adiposo, proporcionando más sustrato para el metabolismo oxidativo para los músculos que se ejercitan. También el músculo tiene un suministro de glucógeno que proporciona la energía a partir de glucosa-6-fosfato. La fosforilación oxidativa de glucosa sostiene los minutos iniciales de ejercicio; durante la fase intermedia los ácidos grasos y glucosa se usan en proporciones casi iguales. El ejercicio más prolongado es sostenido de manera principal por la oxidación de ácidos grasos. Con el ejercicio extenuante y prolongado, puede haber limitación en el suministro de oxígeno con lo que la glucólisis y formación de ácido láctico se vuelven las fuentes más importantes de producción de energía. El metabolismo anaerobio proporciona sólo 2 a 3 moléculas de ATP por molécula de glucosa (dos moléculas cuando la glucosa es el sustrato y tres moléculas cuando el sustrato es la glucosa-6-fosfato producida por hidrólisis de glucógeno), a diferencia de las 32 moléculas de ATP producidas por molécula de glucosa a través de la fosforilación oxidativa; por tanto, el metabolismo anaerobio no suele mantenerse por periodos prolongados. Durante el ejercicio extenuante, la glucólisis puede mantener la producción de ATP para la actividad muscular por al menos un periodo breve y al terminar la sesión de ejercicio, se corrige el débito de oxígeno por el incremento en el consumo de oxígeno, que continúa pese a la interrupción de la contracción del músculo estriado en tasas elevadas. El lactato producido durante la fase anaerobia puede convertirse en glucosa en el hígado y más tarde existe almacenamiento de glucógeno y de triacilglicerol.

++

EFECTOS AGUDOS DEL INCREMENTO EN LA ACTIVIDAD FÍSICA

++

La respuesta al ejercicio en una persona no entrenada depende por lo regular del ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.