Skip to Main Content

++

NOTA

+
++

El presente capítulo es una actualización del capítulo de Geoffrey A. Wiss, MD, Claudia Whitaker, MD y Robert K. Dunne, MD, FACEP, de la quinta edición.

++

MANEJO INMEDIATO DE LESIONES POTENCIALMENTE MORTALES

++

Las lesiones genitourinarias se presentan en 10-20% de los pacientes con traumatismos significativos. La mayoría de estas lesiones, con la excepción de la avulsión del hilio renal o del estallamiento del riñón, no amenazan la vida de manera inmediata; sin embargo, debido a que con frecuencia se acompañan de lesiones potencialmente mortales de otros aparatos o sistemas, es fácil que el médico de urgencias no les preste atención y que, por tanto, pase por alto los signos o síntomas de daños urológicos. El no diagnosticar y tratar estas lesiones de manera adecuada puede provocar una morbilidad significativa a largo plazo, por ende, durante la exploración del paciente traumatizado, el médico debe estar al tanto de las señales que indican la presencia de una lesión genitourinaria. Estas señales incluyen: 1) fracturas vertebrales lumbares o costales inferiores, 2) fracturas pélvicas, 3) dolor o hematoma en los flancos, 4) anormalidades prostáticas (elevación de la próstata, próstata no palpable o próstata flotante) al tacto rectal, 5) sangre en el meato urinario y 6) hematuria evidente.

++
Tratamiento inmediato
++

Para todo paciente que haya sufrido un traumatismo penetrante o contuso, evalúe las vías respiratorias, respiración, circulación y discapacidad durante la evaluación primaria según el protocolo de soporte vital avanzado en traumatismos (capítulo 12). Durante la evaluación secundaria, esté al pendiente de una próstata elevada o esponjosa al tacto rectal, de hematoma perineal o escrotal y de cualquier evidencia de sangre en el meato uretral. Si cualquiera de estos signos se encuentra presente, lleve a cabo una uretrografía retrógrada (RUG) antes de insertar una sonda Foley. En caso de no presentarse ninguno de los síntomas, inserte la sonda Foley en caso de estar indicada (es decir, en pacientes inestables o en aquellos que no puedan orinar). Los estudios uretrales no deben demorar los estudios diagnósticos o el tratamiento para lesiones potencialmente mortales. Las figuras 26-1 a 26-3 muestran los algoritmos para el manejo de lesiones urológicas cerradas, penetrantes y pediátricas.

++
Figura 26-1.

Algoritmo para la estadificación de traumatismos contusos en el adulto. (Modificada y reproducida, con autorización, de Tanagho EA y McAninch JW: SmithU+2019s General Urology, 13a ed. Appleton & Lange, 1992.)

Graphic Jump Location
++
Figura 26-2.

Algoritmo para la estadificación de traumatismos penetrantes en el adulto. (Modificada y reproducida, con autorización, de Tanagho EA y McAninch JW: SmithU+2019s General Urology, 13a ed. Appleton & Lange, 1992.)

Graphic Jump Location
++
Figura 26-3.

Algoritmo para la evaluación de traumatismos contusos en niños. (Modificada y reproducida, con autorización, de ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.