Skip to Main Content

++

LA VALORACIÓN NEUROLÓGICA

++

Pese a los avances recientes de las ciencias neurológicas y el constante desarrollo de procedimientos de diagnóstico sensibles, la valoración neurológica clínica persiste como la habilidad esencial para el diagnóstico de los trastornos neurológicos.

++

FUNCIÓN CORTICAL DIFUSA: ESTADO MENTAL (CAPÍTULO 1)

++
1. GRADO DE CONCIENCIA
++

El grado de conciencia es el primer estado que se evalúa durante la valoración neurológica. La conciencia se puede considerar normal (paciente despierto y en estado de alerta, capaz de poner atención en su entorno y en el evaluador), deprimida (paciente somnoliento, letárgico, en estado de estupor, de modo que sólo reacciona de manera breve en respuesta a estímulos dolorosos; o comatoso, de modo que no reacciona ni con estímulos dolorosos); o en hiperalerta (paciente que se distrae con facilidad, intranquilo, “nervioso”).

++
2. FUNCIONAMIENTO COGNITIVO
++

Con la valoración de la función cognitiva no se pretende definir “cuán inteligente es el paciente”, sino cuánto ha cambiado su capacidad cognitiva respecto del estado basal reciente. El evaluador debe tener alguna manera de valorar el estado cognitivo del paciente (antecedentes laborales recientes, observaciones de la familia, opinión de otros médicos, etc.) previo al inicio de la enfermedad actual. Tal valoración debe incluir (por lo menos) una evaluación informal de los siguientes aspectos.

++
Lista de verificación de la función cognitiva
++
A. ORIENTACIÓN
++

Orientación respecto de las personas, el lugar y el tiempo.

++
B. CÚMULO DE CONOCIMIENTOS GENERALES
++

Esto se evalúa mediante la respuesta a preguntas como “¿Quién es nuestro presidente?” o “¿Cuántos minutos tiene una hora?”

++
C. MEMORIA
++

De corto plazo: decir los nombres de tres objetos comunes y repetirlos luego de cinco minutos; de largo plazo: recordar una serie de acontecimientos pasados verificables.

++
D. PERSPICACIA Y CAPACIDAD DE JUICIO
++

“¿Por qué vino a consultarme?”.

++
E. CONCENTRACIÓN
++

En muchos casos, esto se evalúa mediante pedir al paciente que realice algunos cálculos aritméticos (véase más adelante) o que repita (por ejemplo) una serie de 4 a 7 números de un dígito o que ordene de modo alfabético las letras de la palabra “mundo” o la deletree al revés.

++
F. CÁLCULOS ARITMÉTICOS
++

La prueba convencional es la resta de sietes, pero la solución informal de problemas “de la vida real” en ocasiones ofrece resultados más objetivos:

  1. Resta de sietes. Consiste en contar hacia atrás, a partir de 100, restando 7 en cada paso.

  2. Problema de la vida real. Por ejemplo: “Si una manzana cuesta $ 5.00, ¿cuántas manzanas se pueden comprar con $ 38.00?” Y, en seguida: “¿Cuánto dinero sobra después de la compra?”

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.