Skip to Main Content

++

Introducción

++

Los tejidos se integran con células rodeadas por una compleja red de macromoléculas inanimadas que constituyen la matriz extracelular (fig. 3-1A). Algunas de estas moléculas se organizan en fibras que es posible observar mediante el microscopio óptico (fig. 3-1B), otras permanecen solubles y conforman la sustancia fundamental amorfa y un tercer grupo de elementos, que se conoce como glucoproteínas de adhesión, permite la unión de la sustancia fundamental amorfa con las fibras y las células. Los componentes de la matriz extracelular varían según sean las características físicas y la función de cada tejido.

++
Figura 3-1.

A. Esquema que muestra algunos componentes de la matriz extracelular. B. Fotomicrografía de tejido conectivo laxo en la que se observan fibras de colágena (1), los espacios donde estuvo la sustancia fundamental (2), vasos sanguíneos (3) y células (4). H y E.

Graphic Jump Location
++

Las macromoléculas que constituyen la matriz extracelular del tejido conectivo se secretan sobre todo por los fibroblastos y células musculares lisas. En los tejidos conectivos especializados, como el cartilaginoso y el óseo, los condroblastos y osteoblastos sintetizan y secretan, respectivamente, los componentes de la matriz extracelular. Esta última realiza diversas funciones: las fibras le confieren al tejido la capacidad de soportar las fuerzas de tensión o tracción, funcionan también como elementos de soporte entre las células y dividen el espacio extracelular en áreas más pequeñas que contienen la sustancia fundamental amorfa. Esta sustancia, de consistencia gelatinosa por su elevado grado de hidratación, hace posible resistir las fuerzas de compresión y el rápido intercambio de nutrientes y productos de desecho, que se transportan por el líquido tisular a su paso por la sustancia fundamental.

++

Asimismo, la matriz extracelular impide la migración de microorganismos o células tumorales; o bien, actúa en un plano muy específico, por ejemplo en el hueso, donde la matriz extracelular mineralizada proporciona apoyo y resistencia a las fuerzas de compresión. Otro ejemplo es la piel, en la cual la matriz extracelular le confiere elasticidad. En los tendones y ligamentos, la organización de las fibras posibilita que se fijen los músculos a los huesos y ello facilita el movimiento.

++

Algunos tipos de células tumorales secretan enzimas proteolíticas, como metaloproteasas, colagenasas y hialuronidasas, que digieren la matriz extracelular. Esto les permite migrar a través del tejido conectivo.

++

Sustancia fundamental amorfa

++

Esta sustancia hidratada de consistencia gelatinosa, en la que están incluidas las fibras de colágena, se compone de glucosaminoglucanos (GAG); estos compuestos se unen de forma covalente a proteínas y forman los proteoglucanos (PG); en esta sustancia también se encuentran las glucoproteínas de adhesión (fig. 3-2A).

++
Figura 3-2.

A. Fotomicrografía de tejido conectivo laxo en la que se identifican los espacios donde estuvo la sustancia fundamental (1), fibroblastos (2), células plasmáticas ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.