Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

Los organismos multicelulares necesitan sistemas de coordinación para regular e integrar la función de los diversos tipos celulares. En los animales superiores existen dos tipos de sistemas de control con esta función: el sistema nervioso y el sistema endocrino. El sistema endocrino actúa a través de la liberación de mensajeros químicos denominados hormonas. Según la definición clásica, las hormonas son secretadas por las glándulas endocrinas y se vierten a la circulación sanguínea, a través de la cual llegan a sus tejidos diana, donde ejercerán sus acciones. Pero aunque esta definición se sigue manteniendo por razones históricas, existen numerosos ejemplos que demuestran que las hormonas pueden actuar localmente sin ser transportadas por la corriente sanguínea. Por otra parte, existen otros mensajeros químicos, entre los que se encuentran los factores de crecimiento, que comparten muchas propiedades con las hormonas, entre ellas su unión a receptores similares. El concepto de factor de crecimiento se acuñó hacia 1950 al descubrirse la presencia de actividades tróficas, que generalmente se daban a nivel local, en distintas muestras biológicas diferentes de las glándulas endocrinas. Sin embargo, los factores de crecimiento también pueden ser producidos por glándulas endocrinas y actuar a distancia, y las hormonas pueden ser producidas por distintos tipos celulares y actuar localmente. Así pues, además de la regulación endocrina, existe una regulación paracrina, en la que el factor de crecimiento u hormona es secretado por una célula al espacio intersticial y actúa sobre otro tipo de célula, sin necesidad de pasar a la corriente sanguínea; una regulación yuxtacrina, en la que el factor está anclado a la membrana de la célula que lo sintetiza y actúa sobre el receptor localizado en la célula diana que está en contacto con la primera; una regulación autocrina, en la que el factor actúa sobre la misma célula que lo libera, e incluso una regulación intracrina, en la que la señal actúa dentro de la misma célula en la que se sintetiza (Fig. 4.1).

++
Figura 4.1.

Representación de los diferentes modelos de regulación por hormonas y factores de crecimiento.

Graphic Jump Location
++

Con arreglo a su estructura química, las hormonas pueden clasificarse en cuatro grupos. El primer grupo es el de las hormonas peptídicas, que pueden estar formadas por una o dos cadenas peptídicas de gran tamaño o ser de pequeño tamaño, como la hormona liberadora de tirotropina (TRH), formada por tres aminoácidos. El segundo grupo está formado por los esteroides y esteroles, derivados del colesterol. El ácido retinoico suele incluirse en este grupo pues, aunque no deriva del colesterol, es un poliisoprenoide de naturaleza lipídica, como los esteroides. El tercer grupo está compuesto por las hormonas derivadas de los aminoácidos, e incluye aminas como la norepinefrina, la epinefrina o la dopamina, que derivan de un solo aminoácido, y las hormonas tiroideas, que provienen de la combinación de dos residuos yodados de tirosina. ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.