Skip to Main Content

++

SISTEMA INMUNITARIO

++

El sistema inmunitario está constituido principalmente por órganos linfoides primarios (timo y médula ósea) y secundarios (ganglios linfáticos, tejido linfoide del intestino, bazo, etc.), y tiene un papel fundamental en la homeostasis y en los fenómenos de resistencia o inmunidad a tumores y agentes infecciosos. A nivel celular, el sistema inmunitario está compuesto principalmente por linfocitos y células accesorias o presentadoras de antígeno. Entre las primeras, se han descrito tres subpoblaciones principales, los linfocitos T, B y NK, en tanto que las segundas corresponden, sobre todo, a linfocitos B, monocitos macrófagos y células dendríticas derivadas de la médula ósea. A continuación expondremos las principales características de estas células.

++

LINFOCITOS T

++

Se originan en el timo. La molécula por la que reconocen antígenos se denomina TCR (T cell receptor), y es una molécula heterodimérica de membrana que se une en forma específica a péptidos derivados de antígenos proteicos que se encuentren unidos a moléculas HLA1. Así pues, en general el linfocito T no reconoce antígenos per se, sino que es necesario que éstos sean procesados previamente por células presentadoras de antígeno. El conjunto de células T que poseen el mismo TCR y que, por tanto, reconocen el mismo antígeno, derivan de un progenitor común y se dice que constituyen un clon. Dado que el sistema inmunitario posee la capacidad de reconocer un gran número de antígenos diferentes (del orden de miles de millones), se supone que un individuo normal posee una cantidad similar de clones de linfocitos T. Los mecanismos que dan lugar a este gran número de clones con TCR propio se conocen con bastante precisión y consisten en fenómenos de recombinación de genes y de hipermutación somática.

++

Los linfocitos T, al reconocer en forma específica un péptido antigénico a través de su TCR, se activan, proliferan y se diferencian. Ello es consecuencia de la generación de señales intracelulares que han sido estudiadas de forma pormenorizada, como el incremento del calcio libre intracelular, la fosforilación de muy diversas moléculas y la activación de factores de trascripción.

++

Se han descrito dos subpoblaciones principales de linfocitos T, que se identifican por la expresión de las moléculas de diferenciación celular: CD4 y CD8. Los primeros corresponden a los linfocitos T de ayuda, en tanto que los segundos son los linfocitos citotóxicos. Estas células, principalmente las CD4+, poseen la capacidad de producir citoquinas. Atendiendo al patrón de producción de estos factores solubles, los linfocitos T de ayuda se han subdividido, a su vez, en cinco poblaciones diferentes: los linfocitos Th0, Th1, Th2, Th3 y Th17 (Fig. 5.1)2, 3. En el Cuadro 5.1 se especifican las principales citoquinas que son sintetizadas por estas subpoblaciones celulares.

++
Table Graphic Jump Location
CUADRO 5.1.

CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES DE LAS SUBPOBLACIONES DE LINFOCITOS T DE AYUDA (TH) CD4+

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.