Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

Las elongaciones óseas para la corrección de las diferencias de longitud de los miembros, tanto de etiología congénita como adquirida, han permitido a los cirujanos ortopédicos dominar las técnicas y los diferentes sistemas de elongación de que actualmente se dispone1, 2, 3, 4, 5. Consecuentemente, se han mejorado y estandarizado los procedimientos de elongación de las extremidades, incluidos los que se aplican en el tratamiento quirúrgico de la talla baja patológica6, 7, 8, 9, 10, 11. Asimismo, se han podido analizar de una forma más coherente los riesgos y complicaciones, y las formas de preverlos y de solucionarlas2, 12, 13,.

++

Es necesario que exista un consenso en las indicaciones. El cirujano ortopédico es el técnico quirúrgico y debe tener sus elementos de juicio para indicar una elongación por talla baja, pero esta decisión ha de contar con el apoyo de los demás especialistas implicados en las patologías del crecimiento. Los centros en donde se lleven a cabo estas intervenciones deben tener unidades estructuradas dedicadas a la patología del crecimiento, de las que formen parte especialistas en pediatría, endocrinología infantil, psicología, diagnóstico por la imagen, genética, recuperación funcional, neurología y cirugía ortopédica. Existe un completo informe elaborado por la Agencia de Avaluació de Tecnologías Médiques14 a instancias del Ministerio de Sanidad, sobre la necesidad de crear unidades multidisciplinarias para el tratamiento concreto de la acondroplasia. Este elaborado informe cuestiona la indicación del alargamiento óseo de las extremidades en dicha displasia, pero afirma que, en caso de aplicarse esta técnica quirúrgica, se debe realizar en el seno de una unidad multidisciplinaria, y relaciona todos los especialistas implicados en una unidad de este tipo. Con posterioridad a este informe, el Institut Catalá de la Salut estableció un acuerdo con nuestra Unidad para nombrarla centro de referencia para el tratamiento y atención de la acondroplasia, otras displasias y trastornos del crecimiento. Desde el año 2004, en el seno de la Unidad de patología del Crecimiento del Instit Universitari Dexeus de Barcelona, se han elaborado unos protocolos que se expondrán más adelante para establecer las diferentes indicaciones de elongación según el diagnóstico.

++

En la actualidad, se puede definir con bastante exactitud desde el nacimiento el tipo de displasia que presenta un recién nacido y, en cierta medida, se pueden prever los problemas físicos y orgánicos que presentará a lo largo de su desarrollo. El capítulo del crecimiento y de las deformidades del aparato locomotor es una parte fundamental que deberá cuidarse con mucha atención ya desde los primeros meses de vida para ir adecuando en cada caso los tratamientos que se han de seguir, ya sean quirúrgicos, ortopédicos o fisioterápicos, sin descuidar los aspectos psicológicos individuales15, 16, 17, 18, 19.

++

Los cirujanos ortopédicos han de vigilar concienzudamente la evolución del desarrollo articular, las deformidades ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.