Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

La diabetes mellitus tipo 1 afecta de manera importante a la salud de la población, sobre todo a través de sus complicaciones crónicas o a largo plazo, que provocan una morbilidad frecuente y disminuyen de forma significativa las expectativas de vida1. La complicación microvascular o macrovascular es rara en el niño e incluso en el adolescente con larga evolución de la enfermedad2, 3, 4, 5, pero es precisamente en estas edades cuando empieza a instaurarse, por lo que es de gran importancia reconocerla para procurar prevenirla. El inicio puede sospecharse al comienzo de la enfermedad, y las primeras fases pueden detectarse de 2 a 5 años después del diagnóstico2. Las complicaciones crónicas de la diabetes de tipo 1 pueden dividirse en microangiopatías, que incluyen la nefropatía, la retinopatía y la neuropatía; y macroangiopatías, entre las que figuran la afectación coronaria, la cerebrovascular y la vascular periférica1. En este capítulo se revisan los diversos aspectos relacionados con la patogenia y la historia natural de estas complicaciones, los factores que pueden aumentar el riesgo de su aparición, los métodos de detección selectiva para identificar inicialmente las complicaciones y las medidas de actuación aconsejables. Aunque la mayoría de las posibles complicaciones en el adolescente diabético se relacionan con la microangiopatía, también deben tenerse en cuenta las de origen macrovascular.

++

COMPLICACIONES MICROVASCULARES

++

Las complicaciones microvasculares son excepcionales en el niño; sin embargo, no hay que olvidar que la diabetes mellitus causa profundas alteraciones metabólicas en numerosos tejidos corporales, incluidos aquellos que influyen en la homeostasis general, como el hígado, el músculo y el tejido adiposo, así como otros tejidos en los que la alteración metabólica puede contribuir al desarrollo de complicaciones tardías6. Aunque la alteración hormonal y metabólica es común a todos los tejidos, cada uno sufre una alteración específica según su morfología y características7, 8. Durante algún tiempo se pensó que la edad prepuberal no tenía ninguna influencia sobre el desarrollo de estas complicaciones, lo cual indujo a permitir niveles de hemoglobina glucosilada más elevados que en los adultos. No obstante, estudios recientes han demostrado que el control metabólico prepuberal tiene gran importancia en la prevención de estas alteraciones. y que la edad prepuberal acelera la progresión de las complicaciones microvasculares.

++

COMPLICACIONES MACROVASCULARES

++

Aunque es perfectamente sabido que la diabetes es una de las enfermedades crónicas más frecuentes en el joven, y que la afectación cardiovascular por aterosclerosis es de las primeras causas de morbilidad y mortalidad prematura, no es menos cierto que clásicamente se consideraba la macroangiopatía diabética como un hallazgo inespecífico de la diabetes, dado que la lesión inicial, la placa ateromatosa, es muy similar a la observada en el resto de la población. Hoy se sabe que este proceso es más precoz e intenso en el diabético que en el no diabético, ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.