Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

La anorexia nerviosa y la bulimia son síndromes caracterizados por una alteración peculiar del comportamiento alimentario, con ciertas características propias de cada uno, pero con algunos elementos comunes. Aparecen preferentemente en el sexo femenino y en la etapa de la adolescencia, y determinan cambios manifiestos en la vida de los individuos afectados y en la de sus familias. En el mundo occidental constituyen la tercera causa de enfermedad crónica en niños y adolescentes. En la actualidad, a estas dos entidades básicas de los trastornos del comportamiento alimentario (TCA), con criterios diagnósticos bien definidos, hay que añadir otras alteraciones de la conducta alimentaria: los trastornos de la conducta alimentaria no especificados (TCANE, del inglés not otherwhise specified) o el trastorno por atracón (binge eating).

++

EVOLUCIÓN HISTÓRICA

++

Cabe suponer que a lo largo de la historia del mundo civilizado siempre ha habido personas con anorexia. De hecho, algunos rasgos de la personalidad de famosos santos que hacían del ayuno el eje de su existencia en pos de la santidad, se acomodan a la descripción clínica de la anorexia nerviosa. Pero la primera reseña del cuadro se debe a Richard Morton (1689)1, que describió a una paciente de 17 años de edad afectada de “consunción nerviosa”. Tal terminología, en paralelo con la de “clorosis”, se utilizó a lo largo de los siglos xviii y xix, hasta que dos médicos contemporáneos, uno británico (Sir William Gull, 1868) y otro francés (Charles Lasegue, 1893)2, describieron sucesivamente la sintomatología básica de la anorexia nerviosa ciñéndose a rasgos como el adelgazamiento, la amenorrea, el estreñimiento, el pulso lento, la caquexia y la hiperactividad. La primera descripción de un caso en EE.UU. fue posterior (1893)3, y resulta interesante comprobar que en los primeros años del siglo xx, antes de la Primera Guerra Mundial, las publicaciones francesas, alemanas e italianas mantenían enfoques diferentes sobre las bases de la enfermedad4. La descripción del síndrome de Seemonds (1914) como caquexia hipofisaria abría una nueva etapa en la consideración del trastorno2, al que se asignó una etiología endocrina que no se modificó definitivamente hasta la corrección de Seeham en 1948, si bien en 1930 Berkman publicaba una serie amplia de 117 pacientes con un análisis de etiopatogenia psíquica1.

++

En la segunda mitad del siglo xx se establecen los límites exactos del concepto de anorexia con la publicación de múltiples series que analizan su sintomatología y mecanismos etiopatogénicos y que muestran los primeros resultados de los tratamientos efectuados. En este mismo período la adscripción social (clase media alta) y étnica (raza blanca) de las descripciones iniciales se amplía, y se generaliza a todos los países del mundo occidental; asimismo se reconoce la afectación en el sexo masculino, marcándose en términos aproximados una tasa de presentación de uno de cada 100-150 adolescentes. Por otra parte, se constata que al menos en ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.