Skip to Main Content

++

Introducción

++

Acción:

++

  1. Despolarizantes (RMD).

    Succinilcolina: anticolinérgico, es el único relajante muscular despolarizante (RMD) que se utiliza, a pesar de sus efectos secundarios, bloquea la transmisión del impulso eléctrico hacia el músculo en la placa neuromuscular. Es agonista nicotínico que compite con la acetilcolina a nivel de receptores NM despolarizando la placa terminal neuromuscular y produce despolarización más prolongada que la acetilcolina.

  2. No despolarizantes (RMND).

    Antagonizan la acción neurotransmisora de acetilcolina. Actúan por competencia bloqueando receptores NM lo que produce debilidad muscular seguida de parálisis.

++

  1. Bencilisoquinolinas derivadas de la D-tubocurarina: alcuronio, cisatracurio, mivacurio y doxacurio.

  2. Aminoesteroides derivados del pancuronio: vecuronio, rocuronio, pipecuronio, rapacuronio.

    Por la duración de su efecto clínico se distinguen en:

    • RMND de acción ultracorta (menos de 8 minutos), rapacuronio.

    • RMND de acción corta (de 8 a 20 minutos), mivacurio.

    • RMND de acción intermedia (de 20 a 50 minutos), atracurio, cis-atracurio, vecuronio, rocuronio.

    • RMND de acción prolongada (más de 50 minutos), pancuronio, pipecuronio, doxacurio, galamina, alcuronio.

++

Recuperación del bloqueo neuromuscular: hay criterios clínicos para la recuperación de la relajación muscular; con el paciente consciente se evalúa según los siguientes parámetros:

++

  1. Abrir los ojos ampliamente.

  2. Ausencia de nistagmus.

  3. Toser con eficacia.

  4. Movimientos coordinados de miembros superiores e inferiores.

  5. Elevación de miembros inferiores o rechazo con miembros superiores.

  6. Sostener fuertemente la mano durante 5 a 10 segundos.

  7. Capacidad para mantener la cabeza por encima del plano corporal por más de 7 segundos.

  8. Respiración suave, sin jadeos ni movimientos bruscos torácicos.

++

En caso de no llegar a obtener valores adecuados para admitir la recuperación espontánea del bloqueo neuromuscular corresponde revertir farmacológicamente la paresia residual. La administración de neostigmina está en función del nivel de relajación observado y de la naturaleza de RM administrado. Nunca debe intentarse la reversión de neostigmina salvo que se observe la recuperación de al menos una respuesta al TDC (TOF), o clínicamente el paciente haya comenzado a ventilar espontáneamente.

++

Dosis de neostigmina entre 40-70 µg/kg, se administra posteriormente a la de atropina 10 a 20 µg/kg.

++

La T½ de neostigmina es de 25-120 minutos con un pico máximo de efecto a los 14 ± 3 minutos. Pasados los 25 minutos de la administración y ante la duda de relajación residual, es prudente reinyectar neostigmina a mitad de la dosis inicial, para evitar el riesgo de desensibilización del receptor colinérgico postsináptico por sobredosis y la consecuente prolongación de la parálisis.

++

Farmacocinética: los bloqueadores neuromusculares siempre se administran inicialmente por médicos entrenados y la enfermera debe estar preparada para mantener y vigilar la respiración hasta que los efectos del fármaco desaparezcan.

++
Table Graphic Jump Location
Cuadro 40-1

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.