Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++
++

En décadas pasadas se alcanzaron diversos avances técnicos que ahora permiten obtener imágenes magníficas de las estructuras pélvicas femeninas. Las modalidades incluyen ecografía, radiografía, tomografía computarizada (CT, computed tomography), imagen por resonancia magnética (MRI, magnetic resonance imaging) y con menor frecuencia tomografía por emisión de positrones (PET, positron emission tomographic). De estas técnicas, la ecografía se utiliza tanto en ginecología como en obstetricia, gracias a su evolución. Además, los avances de las técnicas de imágenes tridimensionales (3-D) agregaron un enorme valor al examen ecográfico que rivaliza con el uso de la CT y la MRI para la evaluación de muchos trastornos ginecológicos. El uso de la MRI es amplio, ahora se emplea en cirugías con ultrasonidos enfocados guiados por resonancia magnética (MRgFUS) para el tratamiento de los leiomiomas uterinos.

++

ECOGRAFÍA

++

Física

++

En la ecografía, la imagen que se despliega en la pantalla se produce por las ondas sonoras reflejadas en la estructura que se examina. Se aplica corriente alterna a un transductor que contiene cristales piezoeléctricos, los cuales convierten la energía eléctrica en ondas sonoras de alta frecuencia. Como agente de acoplamiento se aplica un gel hidrosoluble a la piel o se coloca dentro de la punta del condón que funciona como vaina para el transductor transvaginal. Las ondas sonoras pasan por distintas capas del cuerpo, encuentran una interfase entre tejidos de distintas densidades y se reflejan al transductor, donde se convierten de nuevo en energía eléctrica y se presentan en la pantalla. Material denso, como los huesos o elementos sintéticos (por ejemplo, un dispositivo intrauterino), generan ondas reflejadas a alta velocidad, también llamadas ecos, que se presentan en la pantalla como imágenes de color blanco. Estos materiales se describen como ecógenos. Por el contrario, el líquido es anecoico, refleja pocas ondas y se ve de color negro en la pantalla. Los tejidos de densidad intermedia reflejan ondas que crean varios tonos de gris, y las imágenes se describen como hipoecoicas o hiperecoicas con respecto a los tejidos adyacentes inmediatos. Las imágenes se generan con tal rapidez (más de 40 cuadros o “fotogramas”/s) que la imagen en la pantalla parece moverse en tiempo real (Cunningham, 2010d).

++

El rebote de las ondas sonoras es mayor cuando existe una gran diferencia entre la impedancia acústica de dos estructuras, lo que explica la razón por la que los quistes se observan tan bien en la ecografía. Las paredes de los quistes producen ecos intensos, pero el líquido dentro de ellos no los origina. Conforme más ondas sonoras atraviesan el quiste, más ecos se reciben desde el área situada detrás del mismo, característica conocida como reforzamiento acústico posterior (fig. 2-1). Por el contrario, ante una estructura calcificada, la cantidad de ondas sonoras que atraviesan es mínima y ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.