Skip to Main Content

++

FÍSTULA GENITOURINARIA

++
++

Una fístula genitourinaria se define como la comunicación anormal entre las vías urinarias (ureteros, vejiga y uretra) y los órganos genitales (útero, cuello uterino y vagina). Se desconoce la incidencia real de la fístula genitourinaria.

++

Sin embargo, la incidencia aceptada generalmente es producto de intervenciones para corregir las fístulas y es de 1% o menos de todas las operaciones en vías genitourinarias (Harris, 1995). Lo más probable es que se trata de una subestimación, ya que muchos casos no se reportan o no se reconocen. El tipo más frecuente de fístula genitourinaria es la fístula vesicovaginal y se describe más adelante (Goodwin, 1980).

++

Fisiopatología

++

El conocimiento de los principios y las fases de la cicatrización de heridas es importante para comprender la patogenia de las fístulas genitourinarias. Después de la lesión, el daño y la necrosis del tejido estimulan la inflamación y comienza el proceso de regeneración celular (Kumar, 2005). Al principio en el sitio de lesión se forman vasos nuevos, lo que se conoce como angiogénesis. Tres a cinco días después de la lesión, proliferan los fibroblastos, luego sintetizan y depositan matriz extracelular, en especial colágena. Esta fase de fibrosis determina la fuerza final de la herida cicatrizada. El depósito de colágena alcanza su nivel máximo alrededor de siete días después de la lesión y continúa durante varias semanas. La maduración y organización subsiguientes de la cicatriz, conocidas como remodelación, aumenta la fuerza de la misma. Estas fases son interdependientes y son parte central de la cicatrización de heridas. Cualquier interrupción en esta secuencia conduce a la formación de una fístula.

++

La mayor parte de las fístulas tiende a presentarse una a tres semanas después de la lesión del tejido, etapa durante la cual los tejidos se encuentran más vulnerables a alteraciones de la cicatrización, como hipoxia, isquemia, desnutrición, radiación y quimioterapia. Al final, los bordes de la herida se epitelizan y así se forma un trayecto fistuloso crónico.

++

Clasificación

++

Aunque existen muchos sistemas de clasificación para las fístulas genitourinarias, no hay un esquema único estandarizado aceptado. Las fístulas pueden desarrollarse en cualquier punto entre las vías urinarias y los órganos genitales. Por tanto, un método para clasificarlas se basa en la comunicación anatómica (cuadro 26-1).

++
Table Graphic Jump Location
CUADRO 26-1.

Clasificación de fístulas genitourinarias con base en su comunicación anatómica

++

Las fístulas vesicovaginales también pueden clasificarse según su tamaño y localización en la vagina. Se denominan vaginales ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.