Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++
++

La cirugía ginecológica se utiliza para tratar un amplio espectro de entidades patológicas. Como resultado, la lista de procedimientos quirúrgicos usados en ginecología es extensa, pero en general las técnicas aumentan la cicatrización de los tejidos y la recuperación de la persona. Los resultados exitosos dependen de la selección apropiada de la paciente y el procedimiento, así como de la anticipación y la preparación para las posibles complicaciones. Durante cualquier procedimiento, puede haber complicaciones transoperatorias y los cirujanos deben estar familiarizados con estos desafíos y su tratamiento.

++

ELECCIÓN DE LA ANESTESIA

++

Las tasas de morbilidad y mortalidad perioperatoria pueden reducirse mucho con la valoración y los tratamientos preoperatorios minuciosos. Este proceso es responsabilidad del cirujano, junto con los médicos consultores apropiados y se describe con detalle en el capítulo 39 (pág. 948).

++

Hay muchas opciones anestésicas disponibles para pacientes que se someten a procedimientos ginecológicos. Por lo regular se selecciona el bloqueo paracervical con anestesia general, epidural local o técnicas raquídeas. Sin embargo, para el bloqueo paracervical se utilizan los anestésicos locales que pueden usarse solos o, más a menudo, con sedación consciente previa a la dilatación y legrado o histeroscopia.

++

La aplicación de estas técnicas anestésicas debe llevarla a cabo un médico capacitado para su colocación y para el tratamiento de los efectos adversos. En general, los ginecólogos pueden aplicar el bloqueo paracervical y la sedación consciente. Las anestesias general, epidural y raquídea suelen ser aplicadas y supervisadas por personal de anestesiología.

++

La elección de la anestesia para la cirugía ginecológica es compleja. Los factores clínicos, como el procedimiento planeado, la extensión de la enfermedad y las enfermedades concomitantes de la paciente pesan mucho en el proceso de decisión. Además, las preferencias personales de la paciente, el anestesiólogo y el cirujano influyen en la elección. Por último, la unidad médica puede definir las opciones con base en sus normas de práctica y la disponibilidad de personal o equipo. Por ejemplo, es probable que una clínica ginecológica ambulatoria tenga personal de apoyo y equipo suficiente para un bloqueo paracervical o sedación intravenosa consciente, pero tal vez carezca del equipo apropiado o la experiencia necesaria para la anestesia regional o general.

++

En todos los casos, el anestesiólogo y el cirujano deben estar preparados para los posibles problemas. La intubación difícil de una paciente puede complicar la anestesia general y los procedimientos anestésicos regionales tal vez propicien bloqueos más altos de lo anticipado con disfunción de los músculos respiratorios. Los casos en los que se usa bloqueo paracervical pueden complicarse por niveles inadecuados de anestesia o por el contrario, por toxicidad del anestésico. También es posible que la sedación consciente no alcance la analgesia adecuada o produzca depresión respiratoria. Por tanto, ningún procedimiento está exento de riesgos y es ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.