Skip to Main Content

++

CIRUGÍA PARA CÁNCERES GINECOLÓGICOS

++
++

44-1 Histerectomía radical abdominal (tipo III)

++

La histerectomía radical difiere de la histerectomía simple en que se extirpan tejidos blandos circundantes adicionales para obtener bordes sin tumor. El procedimiento implica la ablación radical amplia de los tejidos de los parametrios y paravaginales, además de los ganglios linfáticos pélvicos.

++

Los cinco tipos de histerectomía ampliada se revisan en el capítulo 30 (pág. 783). De ellos, la histerectomía tipo III (radical) está indicada para el cáncer cervicouterino en etapas IB1 a IIA o para el cáncer endometrial de etapa clínica II cuando el tumor se ha extendido al cuello uterino (Greer, 2011a,b).

++

Cada vez se utiliza más a menudo el acceso laparoscópico para la histerectomía radical tipo III (Secciones 44-3 y 44-4, págs. 1267 y 1272). En estas técnicas, se aplican los principios de la intervención quirúrgica abdominal. La histerectomía radical es un método dinámico que siempre requiere toma de decisiones sustanciales durante el procedimiento. Cada paso necesita una valoración quirúrgica enfocada y congruente. De muchas maneras, la histerectomía abdominal radical definió en un principio el campo de la oncología ginecológica. La familiaridad con sus conceptos todavía es crucial para generar la pericia en la intervención quirúrgica pélvica compleja.

++
PREOPERATORIO
++
Valoración de la paciente
++

La histerectomía radical no es apropiada para las mujeres con cáncer en etapa avanzada. Por consiguiente, la estadificación clínica precisa es crucial antes de elegir este procedimiento. No es obligatoria la exploración pélvica con anestesia mediante cistoscopia y proctoscopia para los cánceres cervicouterinos pequeños, pero debe completarse la estadificación clínica descrita en el capítulo 30 (pág. 777) antes de proceder a la intervención quirúrgica. Para la mayoría de las pacientes con tumores macroscópicos, están indicadas una tomografía computarizada (CT, computed tomography) abdominopélvica, imagen por resonancia magnética (MR, magnetic resonance) o tomografía por emisión de positrones (PET, positron emission tomography) para identificar las metástasis evidentes o la extensión tumoral local no detectada hasta entonces (Greer, 2011a). Por desgracia, hay limitaciones en lo que puede detectarse antes del procedimiento (Chou, 2006).

++
Consentimiento informado
++

La histerectomía radical puede causar morbilidad importante y complicaciones no previstas a corto y largo plazos. Éstas ocurren más a menudo en mujeres con obesidad, antecedente de infecciones pélvicas e intervenciones quirúrgicas abdominales que puedan añadir dificultad a la realización de la histerectomía radical (Cohn, 2000). Además, hay diferencias en las tasas de morbilidad de las pacientes entre los cirujanos y pueden ser de magnitud notable (Covens, 1993).

++

De las complicaciones transoperatorias potenciales, la más frecuente es hemorragia aguda. La hemorragia es en promedio de 500 a 1 000 ml y las tasas de transfusión son variables pero elevadas (Estape, 2009; Naik, 2010). Las complicaciones posoperatorias ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.