Skip to Main Content

  icon Poco común
  icon No tan común
  icon Común
  icon Baja morbilidad
  icon Morbilidad considerable
  icon Enfermedad grave

++

Clasificación de los trastornos de causa psiquiátrica

++
++

  • Síndrome dismórfico corporal.

  • Delirios de parasitosis.

  • Hábitos compulsivos.

  • Excoriaciones neuróticas.

  • Tricotilomanía.

  • Síndromes facticios.

  • Signos cutáneos por uso de drogas inyectables.

++

Síndrome dismórfico corporal (BDS) ICD-9: 300.7 ∘ ICD-10: F45.2 Image not available. Image not available.

  • Los pacientes con síndrome dismórfico consideran su imagen distorsionada ante la gente; esto se convierte casi en una obsesión.

  • El paciente con síndrome dismórfico corporal (BDS, body dysmorphic syndrome) no consulta a un psiquiatra sino a un dermatólogo o a un cirujano plástico. El paciente típico con BDS es una mujer soltera, adulta, joven que es una persona ansiosa e infeliz.

  • Las manifestaciones dermatológicas frecuentes son faciales (arrugas, acné, cicatrices, hipertricosis, labios secos), de la piel cabelluda (calvicie incipiente, aumento del crecimiento del cabello), genitales (glándulas sebáceas normales en el pene, escroto hiperémico, vulva eritematosa, olor vaginal), así como también hiperhidrosis y bromhidrosis.

  • El tratamiento es problemático. Una estrategia para el dermatólogo consiste en estar de acuerdo con el paciente de que existe un problema y por tanto hacerle ver que se le comprende; en algunas consultas, se puede explorar la manifestación y comentarse con más detalle.

  • Si el paciente y el médico no están de acuerdo en que el síntoma es un cambio muy exagerado en la piel o el cambio de cabello, entonces se debe remitir al paciente a un psiquiatra; este plan subsiguiente no suele ser aceptado, en cuyo caso el problema puede persistir por tiempo indefinido.

++

Delirios de parasitosis ICD-9: 300.29 ∘ ICD-10: F22.0 Image not available. Image not available.

  • Este trastorno raro, que ocurre en adultos y que se presenta durante meses o años, se acompaña de dolor o parestesia y se caracteriza por la presentación de múltiples lesiones cutáneas, principalmente excoriaciones, las que el paciente verdaderamente cree se deben a una infestación parasitaria (fig. 24-1A).

  • El inicio del prurito inicial o la parestesia puede estar relacionado con xerosis o, de hecho, con una infestación previamente tratada.

  • Los pacientes se rascan con las uñas de los dedos o escarban en su piel con agujas o pinzas para eliminar los “parásitos” (fig. 24-1B).

  • Es importante descartar otras causas de prurito. Este problema es serio; los pacientes verdaderamente sufren y se oponen a la búsqueda de ayuda psiquiátrica. Es posible que los pacientes vendan sus casas para alejarse del parásito nocivo.

  • El paciente debe acudir a un psiquiatra por lo menos a una consulta y para recomendaciones de farmacoterapia: pimozida más un antidepresivo. El tratamiento es difícil y por lo general no es eficaz.

++
Figura 24-1.

Delirios de parasitosis. A) Por lo general, los pacientes coleccionan pequeños fragmentos de desechos de su piel raspándolos con sus uñas o un instrumento y se lo entregan al médico para que lo examine en busca de parásitos. En este caso, se utilizaron las pinzas puntiagudas y los resultados son úlceras, lesiones encostradas y ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.