Skip to Main Content

  icon Poco común
  icon No tan común
  icon Común
  icon Baja morbilidad
  icon Morbilidad considerable
  icon Enfermedad grave

++

Diagnóstico diferencial de lesiones pigmentadas

++

Tal vez los aspectos más difíciles e inquietantes de la exploración física dermatológica se basan en la capacidad del médico para valorar las lesiones pigmentadas. Estas lesiones representan una gran cantidad de las consultas debido a las inquietudes de los pacientes en torno al crecimiento rápido, el cambio de la forma, los síntomas como prurito o la hemorragia reciente. Las figuras que se muestran a continuación resaltan las características más fiables para valorar las lesiones pigmentadas, aunque existe una imbricación entre las manifestaciones características. Cuando existen dudas clínicas, se recomienda la biopsia cutánea para la valoración histopatológica o la remisión del paciente a un dermatólogo.

++
Figura A.

Lesiones pigmentadas frecuentes que se atienden en la consulta de atención primaria.

Graphic Jump Location
++
Figura A-1.

Nevo melanocítico. Estas lesiones muestran un tipo de pigmentación uniforme, con bordes regulares y simetría. Esta pápula tiene menos de 0.5 cm de diámetro.

Graphic Jump Location
++
Figura A-2.

Nevo displásico. Esta lesión tiene componentes maculosos y papulosos con pigmentación irregular pero bordes muy regulares y simetría. No hay zonas de “involución” (pigmentación de color gris acero que representa un vestigio del intento del organismo de hacer involucionar la lesión).

Graphic Jump Location
++
Figura A-3.

Melanoma. Esta pápula de color pardo y negro tiene bordes irregulares, es asimétrica y tiene variaciones de color que comprenden tintes rojos y azules. La lesión tiene un tamaño mayor de 0.6 cm y apareció rápidamente con alivio irregular en su superficie. Obsérvese que hay una diseminación del pigmento o invasión de la dermis, lo que indica diseminación lateral o “fase de crecimiento radial”.

Graphic Jump Location
++
Figura A-4.

Queratitis seborreica. Estas lesiones por lo general se presentan en múltiplos. Una pápula verrugosa solitaria puede plantear dificultades diagnósticas y a menudo es necesaria la biopsia. Una superficie verrugosa con aspecto “enterrado”, quistes córneos y la falta de infiltración dérmica, indican un diagnóstico de queratosis seborreica.

Graphic Jump Location
++
Figura A-5.

Angioqueratoma. Esta pápula tiene una superficie enguijarrada y no es comprimible (a diferencia de un lago venoso). En la exploración estrecha, pueden verse espacios vasculares trombosados (véase flecha).

Graphic Jump Location
++
Figura A-6.

Carcinoma de células basales pigmentado. Puede confundirse con un melanoma cutáneo. La translucidez de la lesión y un tipo de telangiectasia circundante suelen ser más frecuentes en el carcinoma de células basales pigmentado.

Graphic Jump Location
++
Figura ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.