Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

1 El campo de la cirugía ha evolucionado en gran medida desde sus orígenes; en la actualidad la práctica de esta especialidad obliga al dominio de los principios y habilidades del liderazgo moderno y también a la adquisición de conocimientos médicos y de técnicas quirúrgicas. Desde el punto de vista histórico, los cirujanos asumieron la responsabilidad de la atención de sus enfermos y encauzaron todos los procedimientos del quirófano con autoridad absoluta, y para ello utilizaron un estilo de liderazgo de control y mando. La práctica quirúrgica actual ha evolucionado desde los servicios brindados por un solo prestador, a un enfoque de equipo que obliga a contar con habilidades del liderazgo por colaboración. La atención operatoria se beneficia de la colaboración de cirujanos, anestesiólogos, internistas, radiólogos, patólogos, radiooncólogos, enfermeras, farmacéuticos, trabajadoras sociales, terapeutas, personal de hospital y administradores. Los cirujanos, al ocupar un sitio central en el grupo asistencial,1 tienen la capacidad de mejorar los resultados para los pacientes, disminuir el número de errores médicos y mejorar la satisfacción de los enfermos, por medio de su liderazgo en el grupo multidisciplinario. Así, en los sistemas asistenciales actuales es indispensable que los programas de preparación quirúrgica comprendan enseñanza formal de los principios y habilidades del liderazgo a fin de cultivar la capacidad de liderazgo.

++

Muchas comunidades médicas y quirúrgicas, que incluyen los programas de residencia, reconocen la necesidad de mejorar las características de liderazgo del médico. Los educandos en cirugía identifican las técnicas de liderazgo como importantes, pero, ellos mismos se califican como “no competentes” o con “competencia mínima”.2,3 Un número pequeño de programas de preparación quirúrgica han materializado un currículo formal orientado a la enseñanza de los principios del liderazgo, pero en la actualidad es indispensable que todos los programas de enseñanza quirúrgica transmitan estas técnicas o habilidades importantes.4,5 En las entrevistas de los dirigentes académicos se identificaron algunos factores críticos para que el liderazgo se realizara con éxito 6 e incluyeron dominio de la visión anticipatoria, comunicaciones, control de cambios, inteligencia emocional, integración del equipo, habilidades empresariales, dirección de personal y aspectos conceptuales de los sistemas. Estos directores indicaron que la capacidad de inteligencia emocional era un aspecto “fundamental” para el buen éxito, y la falta de ella era la explicación de los fracasos, independientemente de los conocimientos médicos.6 En consecuencia, es necesario incluir en los programas de enseñanza la preparación del liderazgo para capacitar a los educandos a obtener buenos resultados en la prestación asistencial actual.

++

En Estados Unidos el Accreditation Council for Graduate Medical Education (ACGME), definió seis aspectos de competencia básica que son la asistencia del enfermo, los conocimientos médicos, aprendizaje y mejoría basados en la práctica, habilidades interpersonales y de comunicación, profesionalismo, y práctica basada en sistemas (cuadro 1-1),4 y cada uno contiene principios de liderazgo. El ACGME ha impuesto la enseñanza de estos aspectos de competencia básicos, pero no ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.