Skip to Main Content

++

ANTECEDENTES DEL TRATAMIENTO DEL CÁNCER DE MAMA

++

El cáncer de mama ha capturado la atención de los cirujanos en todas las épocas. El Papiro quirúrgico de Smith (3000 a 2500 a. C.) es el primer documento conocido que se refiere al cáncer de mama. Aunque el cáncer se presentó en un varón, la descripción incluyó la mayor parte de las características clínicas frecuentes. En relación con este cáncer, el autor concluyó: “no hay tratamiento”.1 Hubo pocas referencias históricas del cáncer de mama hasta el siglo I. En De Medicina, Celso comentó el valor de las operaciones para el cáncer de mama inicial: “Ninguno de éstos puede extirparse excepto los cacoethes (cáncer inicial), el resto se irrita con cualquier método de curación. Cuanto más violenta es la operación, con mayor enojo crecen.”2 En el siglo II, Galeno escribió su observación clínica clásica: “Con frecuencia observamos en la mama un tumor que semeja con exactitud al cangrejo. Así como el cangrejo tiene patas en ambos lados de su cuerpo, también en esta enfermedad las venas que se extienden fuera del crecimiento anormal toman la forma de las patas de ese animal. A menudo hemos curado esta enfermedad en sus etapas iniciales, pero una vez que alcanza un tamaño grande, nadie lo ha hecho. En todas las operaciones intentamos extirpar el tumor en el círculo en el que colinda con el tejido sano”.3

++

El sistema galénico de la medicina atribuyó los cánceres a un exceso de bilis negra y concluyó que la escisión de un brote corporal local no curaría el desequilibrio sistémico. Las teorías defendidas por Galeno dominaron la medicina hasta el Renacimiento. En 1652, Tulp introdujo la idea de que el cáncer era contagioso cuando publicó el caso de una mujer de edad avanzada y su mucama que desarrollaron cáncer mamario (N. Tulp, Observationes medicae 1652). Esta sola incidencia se aceptó como evidencia concluyente y generó una idea que persistió hasta el siglo xx entre algunos legos. La mayoría de los cirujanos respetados consideraba que la intervención quirúrgica era una tarea inútil y desacertada. El Renacimiento y las guerras de los siglos xvi y xvii trajeron avances en la cirugía, sobre todo en el conocimiento anatómico. Sin embargo, no se expusieron teorías nuevas en relación con el cáncer. A partir de Morgagni, las resecciones quirúrgicas se volvieron más frecuentes, incluso se hicieron algunos intentos iniciales de mastectomía y disección axilar. En el siglo xvii comenzó la Era de la Iluminación, que duró hasta el siglo xix. En términos de medicina, esto condujo al abandono de la patología humoral de Galeno, que fue repudiada por Le Dran y el surgimiento subsiguiente de la patología celular, apoyada por Virchow. Le Dran declaraba que el cáncer era una enfermedad local que se diseminaba a través de los vasos linfáticos hasta los ganglios linfáticos axilares. Cuando operaba a una mujer con cáncer mamario, siempre extirpaba cualquier ganglio linfático axilar crecido....

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.