Skip to Main Content

++

ESTUDIO GENERAL DEL PACIENTE CON ENFERMEDADES VASCULARES

++

Puntos clave

  1. La intervención carotídea como estrategia de prevención debe realizarse en pacientes con estenosis sintomática de la arteria carótida interna de 50% o más y en aquellos con estenosis de 80% o más con estenosis asintomática. La intervención carotídea para estenosis asintomática entre 60 y 79% es tema de controversia y depende de la tasa de apoplejías del cirujano. La elección de la intervención (endarterectomía carotídea o endoprótesis carotídea) es tema de controversia; a la fecha la endarterectomía carotídea parece relacionarse con menores tasas de apoplejía, en tanto que la endoprótesis carotídea es más apropiada bajo ciertas condiciones anatómicas o fisiológicas.

  2. Los aneurismas de la aorta abdominal deben repararse cuando el riesgo de rotura (que depende principalmente del tamaño del aneurisma) excede el riesgo de muerte por complicaciones perioperatorias o por enfermedades concomitantes. La reparación endovascular se asocia con menor morbilidad y mortalidad perioperatorias en comparación con la reconstrucción abierta y es el método preferido para pacientes con alto riesgo que satisfacen criterios anatómicos específicos.

  3. La isquemia mesentérica sintomática debe tratarse para mejorar la calidad de vida y evitar el infarto intestinal. El tratamiento quirúrgico (derivación) es superior a las intervenciones endovasculares, aunque en estudios clínicos recientes han mejorado los resultados de la colocación de endoprótesis con tecnología de cambio de alambre guía y endoprótesis.

  4. La enfermedad oclusiva aortoiliaca puede tratarse con procedimientos endovasculares o con reconstrucción abierta, lo que depende de la estratificación del riesgo del paciente, características de la oclusión y sintomatología.

  5. La claudicación es un marcador de ateroesclerosis extensa y se trata principalmente con modificación de los factores de riesgo y farmacoterapia. Sólo 5% de los individuos con claudicación necesitan intervención por dolor incapacitante en las extremidades. La tasa de mortalidad a cinco años en pacientes con claudicación se acerca a 30%. Los pacientes con dolor en reposo o pérdida de tejido requieren de valoración pronta y reconstrucción vascular para aminorar la intensidad del dolor de la extremidad y evitar la pérdida de la misma.

++

El aparato vascular abarca a todo aparato y sistema corporal y por lo tanto los síntomas de enfermedad vascular son tan variados como los que se encuentran en cualquier especialidad médica. La falta de irrigación sanguínea adecuada a un órgano dado por lo común se manifiesta con dolor, por ejemplo, el dolor en las pantorrillas con claudicación de las extremidades inferiores, el dolor abdominal posprandial por isquemia mesentérica y el dolor en los brazos por oclusión de la arteria subclavia. Por el contrario, la apoplejía y la isquemia cerebral transitoria (TIA, transient ischemic attack) son síntomas de presentación de embolia de la arteria cerebral media como consecuencia de estenosis de la arteria carótida interna (ICA, internal carotid artery). El síndrome doloroso de la enfermedad arterial por lo común se divide en tipos agudo y crónico, con grados de intensidad variable entre los dos extremos. El dolor de inicio súbito puede indicar oclusión ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.