Skip to Main Content

++

ANATOMÍA QUIRÚRGICA

++

El esófago es un conducto muscular que se inicia inmediatamente después de la faringe y termina en el estómago a nivel del cardias. Cuando la cabeza se encuentra en la posición anatómica normal, la transición de faringe a esófago se ubica en el borde inferior de la sexta vértebra cervical. Desde el punto de vista topográfico, esto corresponde a la cara anterior del cartílago cricoides y la porción palpable de la apófisis transversa lateral de la sexta vértebra cervical (fig. 25-1). El esófago se encuentra adherido con firmeza por su extremo superior al cartílago cricoides y, por su extremo inferior, al diafragma; durante la deglución, los sitios de fijación proximal se desplazan en dirección cefálica una distancia equivalente a un cuerpo vertebral cervical.

++
Figura 25-1.

A. Relaciones topográficas del esófago cervical: a) hueso hioides, b) cartílago tiroides, c) cartílago cricoides, d) glándula tiroides, e) esternoclavicular. B. Aspecto radiográfico lateral con los incisos marcados en A. Se incluye la ubicación de C6 f). (Con autorización de Rothberg M, DeMeester TR: Surgical anatomy of the esophagus, en Shields TW [ed]: General Thoracic Surgery, 3rd ed. Philadelphia: Lea & Febiger, 1989, p 77.)

Graphic Jump Location
++

El esófago se encuentra en la línea media, presenta una ligera desviación a la izquierda en la porción inferior del cuello y la parte superior del tórax y regresa a la línea media en la región central del tórax, cerca de la bifurcación de la tráquea (fig. 25-2). En la región inferior del tórax, el esófago se desplaza nuevamente a la izquierda y hacia adelante para atravesar el hiato esofágico.

++
Figura 25-2.

Esofagograma con bario. A. Proyección posteroanterior. La flecha blanca señala la desviación hacia la izquierda. La flecha negra señala el retorno hacia la línea media. B. Proyección lateral. La flecha negra señala la desviación anterior. (Con autorización de Rothberg M, DeMeester TR: Surgical anatomy of the esophagus, en Shields TW [ed]: General Thoracic Surgery, 3rd ed. Philadelphia: Lea & Febiger, 1989, p 77.)

Graphic Jump Location
++

Puntos clave

  1. La enfermedad esofágica benigna es frecuente, y la mejor forma de valorarla es con las pruebas fisiológicas (motilidad esofágica de alta resolución, medición ambulatoria del pH por 24 h y prueba de impedancia esofágica) y estudios anatómicos (esofagoscopia, esofagografía por video, imágenes por CT).

  2. La enfermedad por reflujo gastroesofágico (GERD) es el trastorno más común del tubo digestivo por el que los pacientes buscan tratamiento médico. Cuando los síntomas de la GERD (pirosis, regurgitación, dolor torácico y síntomas supraesofágicos) son problemáticos a pesar de la administración adecuada de un inhibidor de la bomba de protones, está indicada la corrección quirúrgica.

  3. El esófago de Barrett es la transformación del epitelio esofágico distal de epidermoide a epitelio ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.