Skip to Main Content

++

EMBRIOLOGÍA Y ANATOMÍA

++

Embriología

++

El desarrollo del tubo digestivo embrionario inicia durante la cuarta semana del embarazo. El intestino primitivo deriva del endodermo y se divide en tres segmentos: intestino anterior, intestino medio e intestino caudal. Los intestinos medio y caudal contribuyen a formar el colon, recto y ano.

++

El intestino medio forma el intestino delgado, el colon ascendente y el colon transverso proximal y lo irriga la arteria mesentérica superior. Durante la sexta semana del embarazo el intestino medio se hernia y sale de la cavidad abdominal para luego girar 270° en sentido contrario a las manecillas del reloj alrededor de la arteria mesentérica superior y regresar a su posición final en el interior de la cavidad abdominal durante la décima semana de gestación. El intestino caudal forma el colon transverso distal, colon descendente, recto y ano proximal, todos los cuales reciben su irrigación de la arteria mesentérica inferior. Durante la sexta semana de gestación, el extremo más distal del intestino caudal, la cloaca, es dividido por el tabique urorrectal en seno urogenital y recto.

++

El conducto anal distal se deriva del ectodermo y es irrigado por la arteria pudenda interna. La línea dentada divide el intestino caudal endodérmico del conducto anal distal ectodérmico.

++

Puntos clave

  1. Principios para la resección: la técnica de limpieza mesentérica dicta la extensión de la resección y depende de la naturaleza de la alteración primaria, la intención de la resección, la localización de la lesión y las condiciones del mesenterio.

  2. Funcionamiento después de la resección: la función intestinal a menudo se altera después de la resección colorrectal, sobre todo luego de la resección anterior inferior. Por esta razón, es importante conocer los antecedentes de traumatismo anorrectal previo o incontinencia antes de considerar una anastomosis baja.

  3. Ostomías: la marca preoperatoria para un estoma planeado es crucial para la calidad de vida del paciente. Lo ideal es colocar el estoma dentro del músculo recto, en un sitio en que el paciente pueda verlo con facilidad y manipular el dispositivo, y lejos de cicatrices previas, prominencias óseas o pliegues abdominales.

  4. Enfermedad intestinal inflamatoria: tanto la enfermedad de Crohn como la colitis ulcerosa se acompañan de un mayor riesgo de carcinoma colorrectal. El riesgo depende de la cantidad de colon afectado y la duración de la enfermedad.

  5. Patogenia del cáncer colorrectal: se han identificado varias mutaciones en el cáncer colorrectal. Las mutaciones pueden inducir activación de oncogenes (K-ras) o desactivación de genes supresores tumorales [poliposis adenomatosa del colon (APC) < DCC (eliminado en carcinoma colorrectal), p53].

  6. Resección de mínima invasión: se demostró que la laparoscopia, laparoscopia con asistencia manual, o ambas, son seguras y eficaces para la resección colorrectal.

  7. Carcinoma epidermoide anal: a diferencia del adenocarcinoma rectal, el carcinoma epidermoide anal se trata sobre todo con quimiorradiación. La cirugía se reserva para pacientes con enfermedad persistente o recurrente.

  8. Prolapso rectal: el prolapso rectal ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.