Skip to Main Content

++

OBJETIVOS DEL PROCEDIMIENTO

++

La desfibrilación es el uso terapéutico de la electricidad para despolarizar el miocardio y de esta forma permitir que ocurran contracciones más coordinadas. El término desfibrilación por lo general se aplica a un intento de terminar un ritmo que causa paro cardiaco sin perfusión (p. ej., fibrilación ventricular o taquicardia ventricular sin pulso), lo que permite que ocurra actividad eléctrica normal.

++

Por el contrario, la cardioversión consiste en la aplicación de electricidad en un intento por terminar un ritmo que permite la perfusión (p. ej., taquicardia ventricular con pulso, taquicardia supraventricular, lo que incluye arritmias auriculares), con la esperanza de que se restablezca un ritmo sinusal normal. Con base en esta definición, la cardioversión es un procedimiento menos urgente en comparación con la desfibrilación, aunque el paciente podría estar hipotenso o con inestabilidad hemodinámica, en vez de encontrarse en paro cardiaco.

++

SELECCIÓN DE PACIENTES

++

Las indicaciones para desfibrilación incluyen fibrilación ventricular (fig. 36-1) y taquicardia ventricular sin pulso (fig. 36-2). La desfibrilación está contraindicada en casos de asistolia, actividad eléctrica sin pulso, ritmo sinusal, en un paciente consciente con pulso o cuando existe riesgo para el operador o para otras personas (p. ej., cuando el paciente o el entorno se encuentran húmedos).

++
++
++

La cardioversión está indicada para pacientes con inestabilidad hemodinámica con taquicardia ventricular, taquicardia supraventricular, flúter auricular o fibrilación auricular. También puede estar indicada después del fracaso del tratamiento farmacológico para las arritmias antes mencionadas, en especial si el paciente presenta inestabilidad hemodinámica.

++

RIESGOS Y PRECAUCIONES

++

La energía eléctrica puede terminar un ritmo anormal, pero si se suministra en forma inapropiada también puede inducir fibrilación ventricular. Esto se presenta si la descarga eléctrica ocurre durante la porción relativamente refractaria de la actividad eléctrica del corazón.1 Esto coincide con las fases media y terminal de la onda T, que también se conoce como periodo vulnerable.

++

Cuando se realiza la desfibrilación, se verifica al paciente y el ritmo para asegurar que la descarga eléctrica está verdaderamente indicada. Los artefactos en el trazo por movimiento o las derivaciones flojas pueden ocasionar interpretaciones inadecuadas del ritmo. Cuando se utilizan desfibriladores automáticos externos (AED, automated external defibrillators) es importante detener todo movimiento (p. ej., durante el transporte) y confirmar el paro cardiaco antes de iniciar el modo de análisis.

++

Es necesario asegurar que el rescatador no se encuentre inadvertidamente en contacto con el paciente cuando se suministra una descarga eléctrica, haciendo énfasis en la voz “preparados” durante la capacitación en el uso del desfibrilador. Si el paciente se encuentra sobre una superficie ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.