Skip to Main Content

++

PREPARACIÓN DE LAS HERIDAS

++

La preparación de las heridas es el paso más importante en el tratamiento de las heridas traumáticas. El tratamiento adecuado de una herida en las salas de urgencias puede restablecer la integridad y función del tejido lesionado, reducir el riesgo de infección y asegurar los mejores resultados estéticos posibles. La mayor parte de las heridas tratadas en las salas de urgencias (80 a 90%) cicatrizan con buenos resultados. Sin embargo, la preparación cuidadosa es de particular importancia cuando enfermedades subyacentes afectan la cicatrización de las heridas (cuadro 44-1). Muchos métodos tradicionales de preparación de heridas tienen una validación científica sorprendentemente reducida.1,2 En este capítulo se revisan los principios básicos de preparación de las heridas utilizando los modelos experimentales disponibles y estudios clínicos prospectivos, cuando se cuenta con la información para justificar estas técnicas.3

++
Table Graphic Jump Location
CUADRO 44-1

Factores de riesgo para un mal resultado en la reparación de las heridas

++

TÉCNICA ESTÉRIL

++

La adopción de la técnica aséptica constituye el avance más importante a la atención médica, pero la amplitud de ésta para la reparación de las heridas es aún motivo de controversia. Una técnica completamente estéril, en la que el médico utiliza gorro, mascarilla y guantes estériles no reduce la incidencia de infecciones después de la reparación.4,5 No se han demostrado los beneficios de la antisepsia de las manos antes de la reparación de heridas en las salas de urgencias.6 Los guantes limpios, no estériles tienen tasas similares de infección después de la reparación en comparación con los guantes estériles.7-9 Tales resultados sugieren que podrían omitirse algunos aspectos de la técnica estéril, lo que ocasionaría ahorros en tiempo y costos por herida al utilizar el sentido común para la limpieza.

++

ANESTESIA

++

En general, debe controlarse el dolor antes de la preparación amplia de las heridas. Esta es una conducta más humana, pero la administración de anestesia y analgesia permite una mejor preparación y tratamiento si el paciente está relajado y puede cooperar sin ansiedad o dolor indebidos. Antes de la administración de anestésico local o regional, debe realizarse una exploración vascular, motora y sensitiva en el sitio de la herida y distal al mismo.

++

La exploración sensitiva debe incluir valoración del dolor, temperatura, tacto, presión y posición. La exploración motora debe valorar el movimiento y fuerza de tendones y músculos alrededor del sitio de la herida, ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.