Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

El asma es una enfermedad inflamatoria crónica caracterizada por mayor reactividad de las vías respiratorias a múltiples estímulos. En la génesis de dicha reactividad intervienen innumerables células y productos celulares como células cebadas, eosinófilos, linfocitos T, macrófagos, neutrófilos y células epiteliales. En personas susceptibles la inflamación propicia episodios recurrentes de sibilancias, disnea (falta de aire), sensación opresiva del tórax y tos, particularmente en la noche o en las primeras horas de la mañana. Los episodios mencionados por lo común surgen con la obstrucción amplia, aunque variable, del flujo de aire, que suele ser reversible de manera espontánea o con el tratamiento.

++

Muchos ataques agudos son reversibles y mejoran de manera espontánea o en cuestión de minutos u horas con el tratamiento, y los pacientes parecen recuperarse totalmente de su cuadro clínico, pero muchos asmáticos terminan por mostrar limitación crónica del flujo de aire. Saber que el asma es un cuadro inflamatorio crónico de las vías respiratorias tiene consecuencias muy importantes en el diagnóstico, tratamiento y posible prevención de las exacerbaciones agudas.

++

FISIOPATOLOGÍA

++

El asma se caracteriza por inflamación de las vías respiratorias, con la acumulación anormal de eosinófilos, linfocitos, células cebadas, macrófagos, células dendríticas y miofibroblastos. El signo fisiopatológico característico de la enfermedad es la disminución del diámetro de las vías respiratorias, causada por contracción de músculos de fibra lisa, congestión vascular, edema de la pared de bronquios y secreciones espesas; las alteraciones anteriores se reflejan en cambios de la función pulmonar, mayor trabajo de la respiración y distribución anormal de la corriente sanguínea por pulmones (cuadro 72-1). Las vías respiratorias de grueso y pequeño calibres suelen contener tapones compuestos de moco, proteínas séricas, células de inflamación y restos celulares. A nivel microscópico dichas vías están infiltradas por eosinófilos y mononucleares. A menudo se identifican signos de derrame microvascular, rotura del epitelio y vasodilatación. El músculo de fibra lisa de las vías respiratorias muestra hipertrofia y se caracteriza por vasos de neoformación, un mayor número de células caliciformes epiteliales y el depósito de colágeno intersticial por debajo del epitelio. En las vías de grueso y pequeño calibres aumenta de manera característica la fibrosis subepitelial, que es el aumento del espesor de la capa reticular de la membrana basal. La inflamación abarca todas las estructuras pulmonares y bronquiales.

++
Table Graphic Jump Location
CUADRO 72-1

Consecuencias fisiológicas de la obstrucción del flujo de aire

++

Los conceptos que buscan explicar la patogenia del asma siguen en fase de evolución, especialmente después de que se ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.