Skip to Main Content

++

EPIDEMIOLOGÍA

++

En Estados Unidos cada año se realizan más de 300 000 apendicectomías por apendicitis aguda,1 mientras que en la comunidad europea se verán afectados otros 700 000 pacientes.2 Algunos estudios sugieren que la incidencia de apendicitis aguda no complicada se está reduciendo en los países occidentales, aunque en realidad podría estarse incrementando la incidencia de apendicitis complicada (p. ej., perforación).3,4 Se ha calculado que el riesgo de por vida de desarrollar apendicitis aguda en Estados Unidos es de 12% para los varones y de 25% para mujeres.5 La apendicitis aguda es la causa más común de dolor abdominal no relacionado con traumatismo en niños mayores de un año de edad6 y es la urgencia quirúrgica no obstétrica más común en el embarazo, complicando hasta uno de cada 1 500 embarazos.7,8 Pese a los avances tecnológicos en las pruebas de laboratorio y estudios de imagen, es difícil el diagnóstico preciso. Tanto la “apendicitis no diagnosticada” como las intervenciones quirúrgicas innecesarias por diagnósticos erróneos conllevan consecuencias. Considérese el diagnóstico de apendicitis en todo paciente con dolor abdominal agudo no traumático a quien no se le realizó con anterioridad una apendicectomía.

++

FISIOPATOLOGÍA

++

La apendicitis es causada por obstrucción nominal del apéndice vermiforme, por lo común por un fecalito. Otras causas menos frecuentes incluyen obstrucción por tejido linfático, cálculos, tumores o parásitos. La secreción continua desde la mucosa luminal ocasiona incremento de la presión intraluminal e insuficiencia vascular apendicular que finalmente conduce a proliferación bacteriana e inflamación. Si el proceso no se interrumpe puede ocurrir perforación.

++

La inervación visceral produce el dolor periumbilical vago, mal localizado o una molestia en la porción central del abdomen que con frecuencia se observa en etapas iniciales de la enfermedad. La inflamación local progresiva y la irritación subsiguiente del peritoneo parietal inervado por nervios somáticos produce la migración clásica del dolor al cuadrante inferior derecho del abdomen, hacia el punto de McBurney, que se ubica en la unión del tercio interno de una línea trazada desde la cresta iliaca anterosuperior a la cicatriz umbilical. Hasta una tercera parte de los pacientes puede tener presentaciones atípicas de apendicitis aguda.9 Las variaciones anatómicas son una de las causas de las presentaciones atípicas. Por ejemplo, un apéndice retrocecal puede producir dolor pélvico o en el flanco, en tanto que la malrotación del colon ocasiona transposición del apéndice y dolor subsiguiente en el cuadrante superior izquierdo del abdomen. El desplazamiento de los órganos abdominales por un útero gestante puede ocasionar dolor en el cuadrante superior derecho del abdomen en una mujer embarazada. Sin embargo, el dolor en el cuadrante inferior derecho es aún la ubicación más común de dolor en la mujer embarazada con apendicitis.8

++

MANIFESTACIONES CLÍNICAS

++

Los signos y síntomas de apendicitis aguda varían en un espectro que se co-relaciona con la fisiopatología y ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.