Skip to Main Content

++

EPIDEMIOLOGÍA

++

En el 2006, el número de nacidos vivos en Estados Unidos alcanzó un total de 4.3 millones, la mayor cifra desde 1961. En este mismo año, el porcentaje de mujeres que recibió atención prenatal durante el primer trimestre disminuyó y el porcentaje de mujeres con atención prenatal tardía o nula aumentó.1 Estas tendencias son preocupantes, puesto que la atención prenatal constante mejora el desenlace del embarazo. Recientemente la atención se ha encaminado hacia el mejoramiento de la salud de la mujer antes de la concepción, además de la atención prenatal, con el propósito de optimizar el resultado del embarazo. De esta manera es posible identificar y modificar o eliminar muchas de las enfermedades, exposiciones ambientales, hábitos personales y riesgos psicosociales antes de la concepción.2

++

Independientemente del síntoma principal, en toda mujer de edad reproductiva que acude a urgencias es necesario descartar la posibilidad de embarazo. El uso de métodos de barrera, anticonceptivos o incluso la salpingoclasia no aseguran la prevención del embarazo. Las mujeres se embarazan de manera involuntaria por carencia de algún método de anticoncepción, uso incorrecto de este último o falla del anticonceptivo mismo. Cerca de 48% de los embarazos involuntarios se da en un mes incluso utilizando algún método anticonceptivo.3 La tasa de fracasos de los diversos métodos de barrera es variable. Si bien la tasa de malos resultados con anticonceptivos orales es <1%, casi 30% de las mujeres que utiliza exclusivamente estos últimos para prevenir el embarazo, no los ingiere de forma constante.4 Durante los primeros cinco años de tratamiento con implantes de levonorgestrel, la tasa anual de embarazos es de 0.8%. La tasa de fracasos de los implantes aumenta con el tiempo.5 La salpingoclasia es un método más confiable para prevenir el embarazo y la tasa de malos resultados depende de la técnica quirúrgica. Dicha tasa pero de la salpingectomía parcial es de sólo 0.75%.6

++

TERMINOLOGÍA

++

El término gravidez se refiere al número total de embarazos no obstante su duración y resultado. La palabra paridad denota el número de partos durante el periodo viable. La paridad no aumenta con los embarazos que tienen como resultado nacimientos múltiples ni disminuye con los óbitos. En los antecedentes obstétricos, se anotan la gravidez (G) seguida del número correspondiente y luego la paridad (P) seguida de la cifra que le corresponda. Después de la gravidez y la paridad, se anota el número de partos de término, partos prematuros, abortos e hijos vivos. Estas últimas cuatro cifras se separan por guiones y se anotan entre paréntesis. Por ejemplo, los antecedentes obstétricos de una mujer que se encuentra en su séptimo embarazo, ha tenido cuatro partos de término, uno prematuro y un aborto y tiene cinco hijos vivos se abrevia de la manera siguiente G7 P5(4-1-1-5).

++

La duración del embarazo es de ~40 semanas. Por convención, la edad gestacional (o edad menstrual) se calcula desde el primer día de la última menstruación normal. Lo usual es que la ovulación se produzca alrededor del día 14 ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.