Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

La ansiedad que perciben los médicos de urgencias al atender a una mujer en trabajo de parto activo no se debe de manera exclusiva a su inexperiencia con los partos normales, sino también a que conocen las posibles complicaciones graves y rara vez letales del trabajo de parto. Además, el tratamiento inicial de las urgencias obstétricas, como preeclampsia, eclampsia y hemorragia, repercute en la supervivencia tanto materna como infantil. Por tanto, es fundamental que el médico de urgencias conozca la estrategia a seguir en la mujer en trabajo de parto y se encuentre preparado para atender un parto inevitable, aunque poco probable, en el servicio de urgencias.

++

El parto precipitado en urgencias es relativamente raro.

++

Muchas mujeres prefieren un nacimiento planeado en casa para evitar las acciones médicas o por razones culturales o religiosas. Sin embargo, muchos de los partos extrahospitalarios son resultado de la falta de atención prenatal, la preparación deficiente de los miembros de la familia, la falta de transporte, la lejanía y el trabajo de parto prematuro. Una costumbre conocida es el parto precipitado intencional, en el cual la mujer que desea evitar el costo o la intervención del hospital espera hasta el final del trabajo de parto. Es importante que los médicos de urgencias adviertan la manera como las críticas personales sobre los partos extrahospitalarios pueden interferir con la calidad y la eficacia de la atención proporcionada.

++

También es importante que los paramédicos reciban entrenamiento para reconocer el trabajo de parto activo y tratar el parto precipitado de forma adecuada. Algunas complicaciones del embarazo con las que se topan fuera del hospital son preeclampsia, eclampsia, hemorragia materna y otras complicaciones del trabajo de parto, como prolapso del cordón, presentación fetal anómala, distocia de hombros y sufrimiento fetal. La estrategia ante esta paciente en trabajo de parto debe ser integral y el personal debe conocer las unidades de atención obstétrica y neonatal en el área para el traslado correspondiente.

++

TRASLADO DE PACIENTES EMBARAZADAS

++

La necesidad de diagnosticar las complicaciones maternas y neonatales antes de llegar al hospital ha adquirido importancia con la disponibilidad de sistemas para trasladar pacientes obstétricas de alto riesgo a los centros especializados. La creación de estos últimos ha reducido de modo considerable la mortalidad neonatal. Han proliferado las unidades de atención de pacientes de alto riesgo y, como consecuencia, se ha incrementado el traslado de embarazadas por hemorragia, eclampsia o preeclampsia, sufrimiento fetal, embarazo múltiple, anomalías fetales y otros problemas de salud de la madre, incluidas lesiones traumáticas.

++

Las razones más frecuentes por las que se traslada una paciente obstétrica a un centro de atención de tercer nivel son trabajo de parto prematuro (41%), rotura prematura de membranas (21%), hipertensión (16%) y hemorragia antes del parto (13%).3 Las unidades que trasladan a las pacientes en trabajo de parto llevan equipos estériles para atender un parto, ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.