Skip to Main Content

++

SÍNDROME DE MUERTE SÚBITA INFANTIL

++

El síndrome de muerte súbita infantil (SIDS, sudden infant death syndrome) es la muerte inesperada de lactantes menores de un año de edad en los cuales es imposible identificar una causa patológica luego de anamnesis minuciosa, exploración física, necropsia e investigación del entorno. El SIDS es un diagnóstico de exclusión. El síndrome ha sido la principal causa de muerte en lactantes de un mes a un año de edad. Antes, entre 5 000 y 10 000 lactantes (uno a dos por cada 1 000 nacidos vivos) morían cada año por SIDS. Con los cambios recientes en cuanto a la posición infantil para el sueño, el número de decesos ha disminuido a cerca de 3 000 o 0.8 muertes por 1 000 lactantes. Además, la identificación de otros factores de riesgo, como el compartir la cama y el tabaquismo de los padres, han modificado la forma en que se clasifican las muertes súbitas inesperadas durante la lactancia. Es probable que el número de casos de SIDS se relacione, al menos en parte, con este cambio en los criterios diagnósticos.1 Otro término aplicable a estos lactantes es muerte súbita infantil inexplicable, que incluye casos de SIDS.

++

FISIOPATOLOGÍA

++

Los primeros seis meses de vida constituyen un periodo crítico único de vulnerabilidad. Los posibles factores de estrés externos incluyen la posición prona al dormir, ropa de cama blanda o para adultos, compartimiento de la cama e infecciones menores, a menudo por el virus sincitial respiratorio (RSV, respiratory syncytial virus).

++

Las necropsias de algunas víctimas de SIDS mostraron cambios patológicos, incluidos engrosamiento de las pequeñas arterias pulmonares, hipertrofia ventricular derecha, hemopoyesis hepática, aumento de grasa parda alrededor de las suprarrenales, hiperplasia medular suprarrenal y anomalías en el cuerpo carotídeo. Otros marcadores informados con cierta regularidad incluyen gliosis del tronco encefálico y aumento de la apoptosis neuronal en el tronco encefálico y el hipocampo. Se considera que estos datos indican hipoxemia prolongada en los años 1990, la atención se enfocó en la relación entre el SIDS y la posición prona durante el sueño.5,6 Estudios epidemiológicos indicaron que la incidencia de SIDS era menor en los países donde los lactantes dormían en posición supina o lateral y que se observaba una disminución en la incidencia de SIDS después de reducir la posición prona durante el sueño.5,6 Se reconocen dos mecanismos que vinculan el SIDS con el sueño en posición prona. Con esta posición, los lactantes se colocan con la cara hacia abajo y podrían experimentar apnea, sobre todo como respuesta a un estímulo frío sobre la cara (reflejo de inmersión). Por otra parte, en estudios clínicos se encontró que los lactantes en posición prona respiran de nuevo el aire que espiran y generan hipercapnia.7 Además, los lactantes disipan calor por la cabeza y esta posición al dormir inhibe la pérdida de calor, lo cual ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.