Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

Los movimientos inusuales y los cambios de conducta en niños a menudo son motivo de visitas a los servicios de urgencias. Las convulsiones pueden explicar muchos de estos eventos, pero hasta 30% o más de los eventos paroxísticos pueden diagnosticarse en forma errónea como convulsiones.1 La mayor parte de la actividad convulsiva se interrumpe antes de que el niño sea valorado en los servicios de urgencias. Por tanto, la anamnesis es fundamental para establecer un diagnóstico correcto.

++

Existen diferentes causas de las convulsiones en edad pediátrica. El objetivo es identificar y tratar la causa subyacente. La mayor parte de las convulsiones en edad pediátrica se interrumpe sin intervención antes de la valoración médica. Algunas convulsiones requieren tratamiento de urgencia y valoración amplia (p. ej., convulsiones neonatales). Sin embargo, otras convulsiones son muy comunes y benignas y necesitan poca valoración (p. ej., convulsiones por fiebre). En este capítulo se presenta un resumen de los diferentes tipos de convulsiones pediátricas, su identificación y su tratamiento.

++

FISIOPATOLOGÍA

++

Una convulsión es un trastorno de actividad motora paroxística involuntaria, cambios en la conducta o ambos causada por la descarga sincrónica de un grupo de neuronas en el encéfalo. La liberación de glutamato de las neuronas en despolarización activa los receptores de ácido N-metil-d-aspártico que más tarde inician y propagan la actividad convulsiva.7 Las convulsiones son inhibidas por el ácido aminobutírico gamma (GABA) y el fracaso de esta inhibición facilita la diseminación de las convulsiones.7 La actividad eléctrica de una convulsión puede registrarse en un trazo electroencefalográfico (EEG). Sin embargo, en ocasiones la actividad convulsiva no es visible en el EEG y el diagnóstico de epilepsia depende de la clínica.

++

TIPOS DE CONVULSIONES

++

Existen varios tipos de convulsiones. Una diferenciación primaria es si la convulsión es generalizada o parcial, aunque las convulsiones que inician como parciales pueden generalizarse y viceversa. La descripción clínica es importante, pero en ocasiones no es suficiente para clasificar una convulsión y podría ser necesario el EEG o estudios de imagen para establecer el tipo de convulsión con mayor certeza.

++

En una crisis convulsiva generalizada, ambos hemisferios del encéfalo participan en la rigidez o sacudidas motoras rítmicas afectando ambos lados del cuerpo. En una crisis no convulsiva generalizada también se afectan ambos hemisferios, pero el encéfalo no manifiesta actividad motora; la actividad convulsiva se identifica sólo en el EEG. En un estudio clínico, el estado epiléptico no convulsivo se observó en 51 de 117 pacientes graves, de los cuales 75% no mostró evidencia clínica de actividad convulsiva.8

++

Durante las crisis generalizadas convulsivas y no convulsivas, los pacientes pierden la conciencia y se continúan de un periodo posictal. Otras convulsiones generalizadas incluyen crisis de ausencia, crisis atónicas y crisis mioclónicas. Las crisis de ausencia se manifiestan como un episodio en el cual el individuo mantiene la mirada ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.