Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

Las enfermedades de transmisión sexual (STD, sexually transmitted diseases) constituyen un problema grave de salud pública. Según la información obtenida en Estados Unidos por los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) en el año 2007, se notificaron hasta 1 108 374 casos de infección por clamidia, 355 991 casos de gonorrea y 40 920 casos de sífilis.1 La Organización Mundial de la Salud calcula que >340 millones de personas sufre una STD curable.2 La meta principal en el servicio de urgencias es diagnosticar y tratar las STD, pero otros objetivos importantes son proteger la salud y la fertilidad futura de la paciente, proteger los contactos sexuales del paciente y ofrecer educación preventiva e instrucciones para la detección futura. Dentro del diagnóstico de cualquier STD, se deben hacer pruebas de virus de inmunodeficiencia humana (VIH) y hepatitis B.3

++

Las normas terapéuticas y los patrones de resistencia cambian con frecuencia; por ello, los autores recomiendan leer el Morbidity and Mortality Weekly Report (http://www.cdc.gov/mmwr) publicado por los CDC para informarse sobre las modificaciones del tratamiento y obtener información para los pacientes en diversos idiomas.

++

PRINCIPIOS GENERALES PARA EL DIAGNÓSTICO Y LA DETECCIÓN

++

El aspecto más importante en el diagnóstico de las STD es permanecer alerta de manera constante. Algunas veces, los signos y los síntomas de una STD son evidentes, como la presencia de una lesión genital o secreción vaginal, pero en otras ocasiones son menos específicos, por ejemplo, disuria, dolor en los cuadrantes inferiores del abdomen, dispareunia, manchado o menstruaciones anormales. La anamnesis sobre los antecedentes sexuales se lleva a cabo de forma objetiva e imparcial para establecer el riesgo de padecer STD, infección por el VIH o hepatitis, además de guiar la exploración física y los análisis. Ciertas poblaciones tienen mayor morbilidad por las STD, como mujeres jóvenes (de 15 a 24 años de edad), embarazadas y varones que tienen relaciones sexuales con otros varones. Los CDC sugieren ciertas preguntas para obtener los antecedentes sexuales y establecer el riesgo que tiene un paciente de padecer una STD. Estas preguntas se enfocan en cinco áreas: parejas, prevención, protección, costumbres y antecedentes de STD (cuadro 144-1).

++
Table Graphic Jump Location
CUADRO 144-1

Anamnesis de las cinco P de los Centers for Disease Control and Prevention para la prevención de enfermedades de transmisión sexual (STD)

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.