Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

Los pacientes con infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) acuden a valoración al servicio de urgencias en diversas etapas de la infección con una amplia gama de enfermedades que prácticamente pueden afectar todo órgano y sistema. Los factores de riesgo relacionados con la infección por VIH son homosexualidad y bisexualidad, uso de fármacos inyectables, exposición heterosexual, recepción de una transfusión sanguínea antes de 1985 e infección materna por VIH (riesgo de transmisión vertical y horizontal entre madre y recién nacido).

++

El uso creciente de los servicios de urgencias por personas infectadas por VIH se debe en parte a cambios en la distribución demográfica de los casos de enfermedades por VIH y relacionadas con el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA). Los estudios de seroprevalencia en un servicio de urgencias de los barrios del centro de la ciudad reflejan estas tendencias y las tasas de infección por VIH en adultos no seleccionados han aumentado de 6 a 11.4% durante el periodo de cuatro años.5 En un análisis de 2003, se comunicó una seroprevalencia en Estados Unidos de 2 a 14% en pacientes adultos que acudían al servicio de urgencias.6,7

++

FISIOPATOLOGÍA

++

El VIH es un retrovirus citopático de la familia lentivirus que destruye a las células infectadas. El virus es muy lábil y es neutralizado fácilmente por calor y compuestos desinfectantes de uso común, como etanol al 50%, alcohol isopropílico al 35%, peróxido de hidrógeno al 0.3% o una solución de blanqueador doméstico diluido 1:10. Hay dos subtipos principales de VIH: VIH-1 y VIH-2. El VIH-1 es el subtipo predominante en todo el mundo y es la causa del SIDA. El VIH-2 produce un síndrome inmunitario importante, pero está restringido principalmente a África occidental y pocas veces se observa en Estados Unidos.

++

El virión del VIH consta de una molécula de RNA central y una proteína transcriptasa inversa rodeada por una proteína central envuelta por una cubierta lipídica de doble capa. Después de la infección, el VIH ataca de manera selectiva a las células del hospedero que intervienen en la función inmunitaria, principalmente los linfocitos T CD4+. Dentro de la célula del hospedero, el RNA codificado por el VIH experimenta transcripción inversa hacia el DNA por acción de la enzima transcriptasa inversa. Después, el genoma viral se integra de modo permanente en el genoma del hospedero, donde puede perdurar latente o transcribirse y traducirse de forma activa para generar proteínas codificadas por el virus y nuevos viriones de VIH. Como consecuencia de la infección, tarde o temprano ocurren anomalías inmunitarias, como linfopenia, defectos cualitativos de la función de linfocito T (CD4+) y fenómenos autoinmunitarios. Los defectos intensos de la inmunidad celular finalmente dan por resultado la aparición de diversas infecciones oportunistas y neoplasias.

++

Se ha aislado el VIH de saliva, orina, líquido cefalorraquídeo (LCR), pus, cerebro, lágrimas, líquido alveolar, líquido sinovial y ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.