Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

Desde hace muchos siglos, los seres humanos han ingerido de manera voluntaria sustancias naturales psicotrópicas para obtener la iluminación mística o religiosa (cuadro 182-1). Antes de que se contara con registros escritos, en los ritos de nativos de distintas culturas del continente americano y en particular en Norteamérica, se utilizaban hongos que contienen psilocibina y también el peyote, un cacto.1,2 La era moderna en la que surgió interés por los alucinógenos sintéticos comenzó en 1943 cuando el químico suizo Albert Hoffman descubrió las propiedades de la dietilamida del ácido lisérgico (LSD, lysergic acid diethylamide).

++
Table Graphic Jump Location
CUADRO 182-1

Alucinógenos que suelen ser objeto de abuso

++

Alimentado por la cultura “popular” y el fácil acceso a fármacos, en el decenio de 1960, en Estados Unidos, alcanzó su punto máximo el consumo de alucinógenos con fines hedonísticos. La LSD fue una de las primeras drogas que se popularizó en la “epidemia de drogas estadounidense” y su uso volvió a surgir en el decenio de 1990, pero desde el año 2001, se consume cada vez menos.3 Hoy día (salvo el etanol), la marihuana o cannabis es la sustancia psicoactiva que con mayor frecuencia consumen en exceso las personas jóvenes. Ha disminuido en grado notable la utilización de otros alucinógenos por parte de jóvenes estadounidenses (p. ej., la 3,4-metilendioximetanfetamina [MDMA]) o es poco frecuente (p. ej., fenciclidina [PCP, phencyclidine] o “polvo de ángel”) entre 2000 y 2007.3,4 Como dato interesante, en ese mismo lapso aumentó el consumo de otros alucinógenos, como hongos, Salvia divinorum, así como los fármacos triptamínicos (dimetiltriptamina, etiltriptamina α y 5-metoxi-diisopropiltriptamina).4

++

En ocasiones, se prefiere el término psicodélico al de alucinógeno. Muchos de los compuestos ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.